Hay compañías de la industria de la alimentación que acusan faltantes. Uno de los fabricantes nacionales estaría exportando más y eso resiente el mercado interno.

Dúo Silvestre es una empresa con base en Marcos Juárez, especializada en la comercialización de verduras y carnes en escabeche. Según su presidente, Sergio Hernández, por día llenan aproximadamente 1.500 frascos, por lo que los envases son un insumo crítico.

En las últimas horas, Hernández estuvo en Buenos Aires tratando de resolver un cuello de botella que viene sufriendo junto con otras pymes del sector alimentario que trabajan con envases de vidrio y que acusan faltantes. El problema se ha potenciado a punto de poner en riesgo la producción normal de muchas de ellas.

“Recién salgo de una reunión con mi distribuidor, que es el más grande de la firma Rigolleau (principal fábrica de envases de vidrio del país), y ni ellos tienen mercadería. Para que tomes una dimensión de la situación, de los 60 artículos que fabrica Rigolleau, 43 están en falta”, aseguró Hernández.

En Dúo Silvestre, el principal frasco que usan es el de medio kilo y ese es uno de los pocos que se están entregando, aunque sea en cuentagotas, pero con garantía de que llega. “Ahora pude conseguir ocho pallets, que son 16 mil frascos. De todos modos, al fin y al cabo nos alcanza para menos de un mes”, subrayó.

La pyme también tiene como clientes a grandes compradores, como restaurantes u hoteles, que suelen adquirir el frasco de cuatro kilos. Hernández asegura que no hay disponibilidad en ese formato.

“Tampoco los de tres kilos, de kilo y medio, o la estrella, que es el de un kilo. Quise comprar recién y no hay entrega. Y hace 20 días estaba igual”, precisó.

  • PRODUCCIONES EN RIESGO

Según el empresario cordobés, el problema es más grave en zonas en las que los frascos se utilizan para envasar producciones que se deben comercializar frescas y no se pueden almacenar hasta que lleguen los recipientes, como la del ají, en el norte del país.

En la zona de Cuyo, por ejemplo, la situación afecta a varias producciones. Según consignó el diario Los Andes, la cadena del vino ha desaprovechado un buen nivel de ventas debido al desabastecimiento de botellas de vidrio.

Del mismo modo, la Federación Olivícola argentina le envió una nota al ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, para que evalúe medidas ante esta situación. Y la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came) le pidió directamente al Gobierno que interviniera. (Fuente: La Voz)