Los servicios de cosecha para la actual campaña de granos gruesos muestran una actualización entre 48,5 y 54 por ciento respecto al ciclo agrícola anterior, de acuerdo con los precios de referencia para la actividad difundidos por la Federación Argentina de Contratistas de Máquinas Agrícolas (Facma).

El valor del servicio calculado por la entidad y que sirve de referencia para el cobro de las labores de trilla precisan que para recolectar 28 quintales de soja por hectárea el valor mínimo es de 6.588 pesos. Representa un incremento de 48,4 por ciento respecto al año anterior, cuando levantar el mismo volumen de la oleaginosa tenía un costo de 4.439 pesos por hectárea.

Esa estructura de costos sin IVA, para cultivos en condiciones normales, contempla la tarea de dos cosechadoras, y dos tractores con sus tolvas respectiva. El precio contiene una utilidad del 20 por ciento sobre el costo operativo y un “costo de propiedad”, con amortizaciones e intereses que representa el 26 por ciento del precio total del servicio.

  • MAÍZ Y GASOIL

En el caso del maíz, para recolectar 70 quintales por hectárea, el valor orientativo previsto por los contratistas rurales es de 8.568 pesos por hectárea; es decir 54 por ciento por encima del valor de un año atrás, cuando la tarifa sugerida era de 5.539 pesos por hectárea.

Dentro de la estructura de costos, el insumo que más protagonismo tiene es el combustible. Los precios del servicio de cosecha están calculados con un valor de 69 pesos por litro (sin IVA), lo que presenta un aumento del 15 por ciento respecto a la campaña pasada, cuando el valor de referencia fue de 59,60 pesos por litro.

No obstante, el valor del gasoil quedó desactualizado, si se tiene en cuenta que la estructura de costos para el servicio se hizo calculó a comienzos de enero. Hasta el 15 de marzo, el gasoil había acumulado en el año una suba de 8,5 por ciento, a la que se sumó otra del siete por ciento promedio a partir del martes 16. (Fuente: Agrovoz)