Alimentación, maquinaria agrícola, lácteos, autopartista, salud, madera y refinería y fundición también habían cerrado 2020 en alza.

La actividad industrial en Córdoba sigue mostrando signos de recuperación. De las 12 ramas industriales incluidas hasta el momento en el monitor estadístico de actividad económica que elabora la Provincia, siete de ellas cerraron el año pasado y comenzaron 2021 con niveles de actividad superiores en términos interanuales. Se trata de las industrias de la alimentación, que creció 12,1 por ciento en el cuarto trimestre de 2020 y 54,6 por ciento durante el primer bimestre de 2021; la láctea, con crecimientos de 16,3 por ciento y de 14 por ciento, respectivamente; la maquinaria agrícola (55,6 y 50,9); autopartista (57,0 y 90,5); refinería y fundición de aluminio (17,9 y dos); de la salud (27,9 y 48,3); y de madera y muebles (28,7 y 30,9).

La industria del plástico, por su parte, terminó el último cuatrimestre de 2020 con un nivel 24,8 por ciento por encima de un año atrás, pero en el primer bimestre de 2021 muestra un 2,5 por ciento de caída interanual. La industria del maní, y luego de varios meses con altos niveles de actividad, terminó 2020 con un 14,2 por ciento debajo del registrado un año atrás (durante el cuarto trimestre) y comenzó 2021 con una retracción interanual del 19,7 por ciento.

Las ramas industriales que terminaron 2020 y comenzaron 2021 con fuertes caídas interanuales son industria minera (68,2 por ciento de caída durante el cuarto trimestre de 2020 y 50,2 por ciento durante el primer bimestre de 2021) e industria gráfica (53,9 por ciento y 57,5 por ciento, respectivamente).

En el caso de la industria de “telcos”, cuyas estadísticas de actividad comienzan en febrero de 2020, las caídas con relación al nivel registrado ese mes fueron 72,6 por ciento en diciembre pasado y 42,8 por ciento durante el primer bimestre de este año. (Fuente: La Voz del Interior)