Con cierta represión a las importaciones de bienes calificados como suntuarios y un mayor ritmo de liquidación de exportaciones del agro –de la mano de los precios internacionales más altos desde 2014–, la autoridad monetaria emprendió un proceso de recompra de dólares en el mercado para incrementar sus reservas. La autoridad monetaria lleva adquiridos en la plaza mayorista más de USD 1.100 millones desde diciembre, dinámica que apuntaló su stock de activos.

Durante diciembre, la entidad que preside Miguel Ángel Pesce adquirió USD 608 millones por su intervención cambiaria, mientras que en lo que va de enero –según datos oficiales y estimaciones privadas– sumó otros USD 520 millones. La compra de divisas en la plaza mayorista también contribuyó a una mejora en el stock de reservas internacionales.

Las reservas crecen en en el transcurso del primer mes del año unos USD 400 millones, luego de haber aumentado USD 758 millones en diciembre.

Sin embargo, esta mejora coyuntural no puede ocultar un fenómeno preocupante de deterioro del stock de dólares en reservas, luego de la salida de las arcas del organismo de unos USD 20.938 millones en 2019 y otros USD 5.439 millones en el total de 2020.

También ayudó al stock un aumento estacional de los depósitos en dólares, puesto que la mayor parte de estas colocaciones en el sistema financiero se computa como reservas. (Fuente: Infobae)