Desde la Cámara Entrerriana de Expendedores de Combustibles de Entre Ríos, Héctor Martínez, habló de los últimos aumentos en las naftas y dijo estar tan sorprendido como los clientes y atribuyo los microaumentos operados en los últimos días como “parte de una actualización que venían solicitando las petroleras”.

“Si bien como estacioneros no tenemos injerencia en la política de precios de los combustibles, ya se venía mencionando que los valores de las naftas habían quedado atrasados a partir de los congelamientos que hubo el año pasado, y que habían dejado los precios por debajo de la inflación y desactualizados”, explicó en declaraciones radiales en la capital provincial.

En ese sentido señaló que el aumento de la nafta, en lo que va del año, fue de un promedio del 10%. “Lo que resulta raro es que algunas petroleras aumentaron un par de puntos más que YPF cuando, normalmente los precios tienden a equipararse. Si hay diferencias importantes de precios entre las empresas, los estacioneros sufrimos las consecuencias porque el que vende más caro pierde ventas”, acotó.

En tanto razonó que “si bien lo que interesa a la mayoría es el precio final en el surtidor, los aumentos han tenido causas sectorizadas. Sobre el aumento promedio del 10% señaló que ha sido “más importante que las veces anteriores que eran de un promedio del 2%” y dependían del aumento de la parte impositiva que conformaba el precio.

Respecto a la forma en que se dieron los incrementos se mostró sorprendido el lapso de pocas horas entre un anuncio y otro. “A las 0 del sábado se dio un aumento, y a las pocas horas se dio otro, sumado a los de la semanas anteriores. A nosotros nos sorprende igual que a todo el mundo. No hay comunicación previa, sino media hora antes para que podamos actualizar los sistemas de facturación. No es normal que este último aumento fuera solamente en Paraná, si bien los precios en las capitales de provincia siempre son un poco más baratos que en el interior. Este último aumento fue solo para Paraná y aun así la nafta quedó más barata que en el resto de la provincia”, dijo.

“Es una política de aplicación de aumentos y no sabemos la causa o qué es lo que se tomó para determinar el porcentaje en este caso. Solo sabemos que los precios dependen de factores que van desde el precio internacional del barril hasta el dólar y la devaluación mensual de acuerdo a los índices inflacionarios, pasando por los impuestos. Suponemos que el aumento fuerte de este mes es parte de la actualización que solicitaban las petroleras para que sea sustentable la explotación del petróleo. (Fuente: El Día)