El Gobierno a través del Decreto 1060/2020- eliminó a partir del 1 de enero de 2021 el tributo aduanero para distintos bienes que, en su mayor parte, estaban gravados con una alícuota variable de 3 pesos por dólar FOB (equivalente actualmente a un 3,3% del valor FOB). Distintos sectores de la producción y de entidades pymes elogiaron esta decisión del Gobierno nacional de bajar los derechos de exportación de las economías regionales.

El director Ejecutivo de Economías Regionales de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), Pablo Vernengo, dijo que en la entidad pyme “aplaudimos y acompañamos está disposición”.

“Ahora esperamos que las empresas que exportan puedan, al tener una mejora en sus ingresos, replicarlo también en el precio de sus productos”, agregó el directivo,

Por su parte, el titular de la Asociación de Productores de Arándanos de la Mesopotamia Argentina (Apama) Alejandro Pannunzio, dijo que “fue importante que desde el Ministerio de Agricultura se confirmara la continuidad de la medida más allá de julio de 2021”.

Las producciones regionales, además de permitir obtener una oferta de productos listos para el consumo y que fortalecen el posicionamiento del país en el mercado internacional, mostraron un importante dinamismo en las exportaciones en 2020, aún en el contexto de pandemia, con un mayor valor unitario por tonelada que genera valor agregado en origen.

Las cadenas alcanzadas por los nuevos aranceles son, entre otras; las de carne ovina y caprina, huevos deshidratados, acuicultura, apícola, productos hortícolas (tomate, pimientos, cebolla, ajos, puerros, esparrago, etc), hongos, olivícola, maíz dulce, legumbres y mandioca.

También la producción de frutos secos, frutas tropicales, cítricos dulces, cítricos, uva en fresco y pasas de uva, cucurbitáceas, frutas de carozo, frutas finas, peras y manzanas, infusiones, semillas, quinua, especies, alfalfa, alimentos en base a frutas, jugos de frutas y aceites y esencias de cítricos. (Fuente: Télam)