Esta mañana integrantes de la Cámara de Transporte Urbano de Pasajeros se reunieron en el salón de actos del primer piso de la municipalidad con los concejales para definir un incremento del pasaje de colectivos.

Al término del encuentro, Lía Solís, edil del PJ, indicó que desde el bloque llevaron una propuesta de aumentos escalonados que consistía en incrementar a $ 35 el pasaje en marzo, $ 40 en julio y $ 45 en septiembre.

Pero la Cámara no la aceptó. Piden $ 45 en marzo y $ 60 en julio. “Nosotros a eso no lo vemos viable. Lo vamos a charlar, lo vamos a analizar y los vamos a volver a llamar cuando podamos tener un mejor panorama”, indicó. Además, desde la Cámara advirtieron sobre posibles medidas de fuerza de no otorgar una suba que se acerque a lo que demandan. 

Al pedido de aumentar $ 5 cada tres meses la respuesta fue un rechazo de plano. “Se enojaron”, admitió la edil. “Pidieron $ 45 ahora y $ 60 en junio. Y después volver a sentarnos a charlar, pero no es lo que propusimos”, dijo la edil. Desde afuera, testigos aseguraron que la reunión era tensa, de clima caldeado. De hecho, desde la Cámara indicaron que, de seguir dilatando la suba, van a realizar una medida de fuerza, aunque no pusieron un plazo.

“Ellos presentaron una contrapropuesta alegando que hubo un nuevo aumento de combustible que no se tuvo en cuenta en las planillas de cálculo”, aseveró la edil.

Desde el bloque manifestaron que solo están dispuestos a otorgar subas de manera escalonada. “No puede ser un monto completo ahora. Ellos plantearon que querían $ 50 ahora y $ 60 en julio. La rechazamos y pidieron $ 45 ahora y $ 60 en julio. Lo que quedamos es que vamos a reevaluar la situación buscando un punto intermedio”, manifestó.

A la reunión solo acudieron integrantes de la bancada del oficialismo dado que llamó la atención que desde la oposición nadie se hizo presente, aunque la invitación fue para todos.

Roberto Maydana, ordenanza de la escuela secundaria “Juana Azurduy”, recolectó firmas entre los usuarios para evitar el aumento del pasaje de colectivos. No obstante, indico que ya no tenía mucho sentido presentar el listado con las rubricas de los vecinos porque “ya está cocinado esto” sostuvo en referencia al aumento.

Al mismo tiempo, sostuvo que desde la Cámara presionan con un lock out patronal en caso de no acceder a un incremento que satisfaga sus pretensiones. Los concejales tienen temor a que haya un paro que deje paralizada la ciudad respecto del transporte público. Maydana recordó lo que sucedió en 2019, cuando se planteó un escenario similar respecto de la necesidad de los colectiveros de aumentar el pasaje y fueron a la plaza para estacionar los micros a manera de protesta.

No obstante, Maydana dijo que, en esa oportunidad –cuando el pasaje aumentó de $ 25 a $ 30- desde la Cámara reconocían que el gran problema es que la gente no tiene plata. La demanda del servicio se fue reduciendo a medida que el poder adquisitivo de la gente comenzó a menguar. A eso se sumó la caída del pasaje a causa de la pandemia. Por eso, Maydana cree que el escenario no es el mismo que hace dos años. Es decir, es menos favorable para la realizacion de medidas de fuerza. (Fuente: Diario Junio)