El decreto firmado por el gobernador Juan Schiaretti faculta a la Dirección General de Rentas de la provincia a dictar las normas reglamentarias necesarias para eliminar el pago del Impuesto de Sellos en los contratos de leasing.

La decisión oficial fue celebrada en entidades empresariales de los sectores de la industria y los servicios, porque abarata el costo del financiamiento principalmente para el acceso a los bienes de capital.

De esta manera, Córdoba se pone en un pie de igualdad con la provincia de Buenos Aires, que tiene vigente esa exención para estos contratos y que por el contrario, se paga en la Ciudad de Buenos Aires, celebró ALA.

Estos avances, que procuran la eliminación de impuestos distorsivos, se vienen trabajando en el marco de las gestiones impulsadas por la Asociación en distintas jurisdicciones del país, con respuestas positivas por parte de las autoridades provinciales.

El presidente de ALA, Nicolás Scioli, celebró la decisión del gobierno de Córdoba dado que, afirmó, es en “beneficio de una herramienta estratégica en términos de inversión y puestos de trabajo”.

La Asociación trabajó con el gobierno de Córdoba para eliminar la doble imposición.

En la actualidad, el cliente que gestiona la compra de un inmueble vía leasing pagaría el impuesto dos veces: en el inicio de la operación, cuando le solicita a la entidad financiera o empresa leasing que adquiera el inmueble a financiar, y una vez que hace uso de la opción de compra, en la transferencia que hace la entidad financiera.

En ese sentido, señaló que aún queda pendiente el compromiso asumido por la Ciudad de Buenos Aires ante la Asociación y el Colegio de Escribanos porteño de aprobar en la Legislatura un proyecto de ley que corrija la doble imposición actual.

Esa doble imposición recae sobre los clientes de operaciones leasing, que pagan Sellos en la primera transferencia de un bien a nombre de la entidad que se lo financia y, al finalizar, al transferirlo al cliente tras la opción de compra.

“Seguimos trabajando para eliminar esta doble imposición que aún está vigente en operaciones que implican una transferencia de dominio. La Provincia de Buenos Aires, al igual que Córdoba, ya expresaron la necesidad de corregir este doble pago, aunque los beneficios tributarios que tiene este tipo de financiamiento lo posiciona como el mejor al momento de financiar bienes productivos”, comentó Scioli.

(Fuente: La Voz)