La cotización libre subió un peso a $164, mientras que bonos y acciones argentinas anotan leves subas.

 

La presión cambiaria se mantiene en los mercados alternativos del dólar. Este miércoles, la fuerza de la demanda se hacía sentir principalmente en el dólar contado con liquidación, que llegó a superar la marca de los $150 por unidad por primera vez en el mes. Finalmente, según Reuters, cerró en 149,13 pesos

 

El dólar libre, por su parte, subió 1 peso, a $164, al tiempo que tanto acciones como bonos argentinos anotaban leves avances en un día neutro para los mercados de referencia.

 

El dólar contado con liquidación subió $1 a $150,33 en las primeras operaciones de la mañana, luego volvió a perforar la marca de 150. La otra cotización implícita en activos financieros, el dólar MEP, anotaba por su parte un avance de más de $1,10 para llegar a $145,90 en el comienzo de la ronda: cerró a 146 pesos. Se trata de cotizaciones del dólar que surgen de comprar bonos soberanos con pesos para luego revenderlos en dólares. El costo por dólar de la operatoria es la cotización a la que se dolarizan los inversores por fuera del mercado oficial. A diario entidades públicas intervienen en estos mercados para mantener a raya el tipo de cambio.

 

Ayer la Cámara de Diputados le dio media sanción al Impuesto a las Grandes Fortunas, una iniciativa que fue señalada por cámaras empresarias como contraria al ahorro y la inversión.

 

En la City porteña, mientras tanto, el dólar libre subió luego de un avance marginal el martes y de un lunes en el que recortó $10 en una sola rueda. La brecha cambiaria se ubica así en el 102%, con el dólar mayorista en torno a los 80,14 pesos.

 

En el mercado cambiario formal, mientras tanto, el Banco Nación mantiene sin cambios al dólar minorista para la venta en $82,25, lo que lleva al costo del dólar luego del recargo del 30% de Impuesto PAIS y el 35% de retención a cuenta de Ganancias o Bienes Personales a los 140,66 pesos.

 

En la plaza mayorista, según operadores, el Banco Central tuvo que salir a vender reservas en las primeras horas de operaciones para conducir el deslizamiento del dólar mayorista. En noviembre la autoridad monetaria mantiene un saldo prácticamente neutro en sus intervenciones cambiarias -las compras compensan las ventas-, pero todavía no logra sumar divisas.

 

“En el plano cambiario, el Banco Central continúa interviniendo para satisfacer los desequilibrios transitorios de la oferta y demanda de divisas. Este martes, la autoridad monetaria retomó la venta de divisas -en torno a los USD 39 millones-, para sostener el ritmo de devaluación del dólar mayorista. De esta manera, en lo que va del mes, el ente acumula un saldo neto negativo cercano a los USD 44 millones. En este marco, el billete alcanzó ayer los $80 (+7 centavos) y acumula una suba del 2.2% en lo que va de noviembre”, señaló un informe de Portfolio Personal Inversiones.

 

La Bolsa porteña abrió en alza el miércoles consolidando una tendencia iniciada cuatro días atrás a la espera de novedades en torno a las negociaciones del Gobierno con el Fondo Monetario Internacional (FMI) en busca de un programa de facilidades extendidas para renegociar su deuda por unos 44.000 millones de dólares.

 

“Se extiende el respiro en Wall Street, tras la escalada reciente que llevó a algunos de los principales índices a los máximos, ante la creciente expectativa por las vacunas, ya que contribuirían a favor de la reactivación económica proyectada para el año próximo. La pausa desde el norte continúa influyendo en los activos domésticos, que se inclinan por un modo de wait and see a la espera de la evolución del risk-on global, así como de las señales políticas y económicas locales que pudieran volver a apuestas tácticas”, destacó Gustavo Ber, de Estudio Ber.

 

“A nivel cambiario, otra rueda donde el BCRA valida un gradual deslizamiento del dólar mayorista -que cerró en los $80,15- aún cuando sigue la presión sobre las reservas. En cambio, mayor dinamismo vuelven a reflejar los dólares financieros -con el CCL buscando reacomodarse por encima de los $150- ya que la retracción reciente estaría despertando mayor demanda entre los operadores en vista además a la cercanía con el dólar solidario”, explicó el analista.

 

El riesgo país, por su parte, se ubicó en 1.351 unidades.

El indicador líder S&P Merval de Buenos Aires terminó cayendo 1,1 por ciento, a 51.330 unidades, con lo que acumula un alza cercana al 13.3% en lo que va del mes.

 

“El panel líder se sostiene sobre todas las medias móviles diarias”, dijo un informe de la sociedad de Bolsa Neix, y añadió que “sigue liderando el movimiento (alcista) el sector bancario”.

 

En EEUU, los ADRs locales, tuvieron una jornada marcada por la basa, sobre todo en bancos y energéticas. Banco Francés perdió 4,6%; Banco Macro, 4%, Banco Supervielle 5,6% y Grupo Fin. Galicia, 3,7 por ciento. Del lado de las empresas de energía, Central Puerto bajó 5%, Pampa Energía, 3,7%; Transportadora Gas del Sur, 4,3; e YPF, 2,3 por ciento.

 

En “verde” se destacaron IRSA, +12%, Cresud, +1,8%; Telecom, +3,5%; Despegar, +3,6% y Mercado Libre, +1,5 por ciento.

 

En el contexto externo, los mercados mostraban una menor aversión la riesgo luego de que el laboratorio Pfizer anunció que los resultados finales de un ensayo a gran escala de su vacuna contra el covid-19 mostraron una efectividad del 95%, aunque un aumento en la cantidad de contagios ponía un manto de cautela. (Fuente: Infobae)