Las medidas de protestas iniciadas el sábado afectan -aunque no exclusivamente- la circulación del transporte de cargas en las principales rutas de las provincias del centro del país: Santa Fe, Córdoba, Entre Ríos y Buenos Aires.

La Unión Industria Argentina (UIA), las cámaras Argentina del Acero y de la Industria Aceitera de la República Argentina-Centro Exportador de Cereales (Ciara-Cec), y terminales automotrices advirtieron este martes que los “retenes” que realizan transportistas autoconvocados en las principales rutas y accesos de las provincias del centro del país comenzaron a provocar inconvenientes en la distribución, la producción y el abastecimiento.

Los principales rubros afectados por esta medida son la industria automotriz, el agro, la producción de acero y el sector de alimentos, entre otros.

En un comunicado, la UIA pidió que “se garantice la normal circulación y el consecuente abastecimiento en establecimientos industriales” afectados por la interrupción del transporte de cargas, y puntualizó que “ante este delicado panorama” resulta “indispensable recuperar los niveles de actividad previos al inicio de la pandemia”.

De acuerdo con la entidad industrial, dos automotrices de la provincia de Córdoba -Fiat y Renault- debieron paralizar la línea de producción “ante la falta de autopartes” derivada de la protesta de camioneros, lo que provocó “la suspensión de operarios”.

La industria siderúrgica también expresó su preocupación por los piquetes de los transportistas al asegurar que “comienza a manifestarse un faltante de productos semielaborados, necesarios para la fabricación y el abastecimiento de productos finales para varias cadenas productivas como construcción, agro, línea blanca y autopartes”.

A través de un comunicado, la Cámara Argentina del Acero señaló que “se está trabajando casi a total capacidad para permitir el normal abastecimiento de bienes necesarios para los distintos segmentos de mercado”.

Además se vio alterado el ingreso de camiones de granos a las terminales portuarias del Gran Rosario, en Santa Fe. El informe diario de “posición de camiones” de la Bolsa de Comercio de Rosario indicó que este martes ingresaron 294 vehículos, equivalente al 12% del total registrado la semana anterior, cuando se descargaron 2.414.

La UIA indicó que “los cortes afectan particularmente a la industria en función del desabastecimiento de insumos, las complicaciones para distribuir los productos y la detención de líneas de producción”. En ese sentido, puso el acento en la industria alimenticia y de bebidas “donde la mercadería refrigerada se vio comprometida y en algunos casos, incluso, debió ser desechada por la ruptura en la cadena de frío”. (Fuente: Télam)