La Subdirectora Gerente del FMI visita nuestro país

La primera subdirectora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Gita Gopinath, viajará a la Argentina esta semana para reunirse con funcionarios del Gobierno a fin de conocer los difíciles retos económicos y sociales que atraviesa el país, “así como su enorme potencial”.

El anuncio de la visita fue realizado por el propio FMI a través de su cuenta en la red social X. Hasta el momento, no se pudo confirmar la fecha de arribo en fuentes oficiales.

El organismo informó que Gopinath «viajará a Argentina esta semana para reunirse con funcionarios del Gobierno y otras personas a fin de conocer los difíciles retos económicos y sociales de Argentina, así como su enorme potencial».

El de esta semana será el segundo encuentro personal que Gopinath mantendrá con funcionarios del actual Gobierno, luego de la reunión celebrada con el jefe de Gabinete, Nicolás Posse, y el ministro de Economía, Luis Caputo, en el marco de la cumbre de Davos, Suiza.

Aquel encuentro fue previo al diálogo que mantuvieron también allí, el presidente Javier Milei con la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, quien en declaraciones públicas expresó que se observan “progresos en todos los frentes” de la economía argentina.

El FMI, tras esa serie de encuentros, aprobó a fines de enero el desembolso de US$ 4.700 millones, con los que Argentina podrá pagar los vencimientos de deuda que mantiene el organismo hasta abril inclusive.

Argentina también se comprometió ante el organismo en eliminar el déficit fiscal, algo que logró en enero cuando obtuvo un superávit de poco más de $ 5.000 millones, luego del pago de los intereses de la deuda.

En este sentido, el ministro de Economía, Luis Caputo destacó este lunes que “no hay antecedente mundial de una reducción de cinco puntos de déficit en un mes”, como el que obtuvo el gobierno durante enero.

Además, informó que hubo que «recomponer el balance del Banco Central” que incluyó, entre otras medidas, la compra de US$ 7.000 millones, una de las metas comprometidas con el FMI.

Con el giro de fondos de comienzos de mes, el FMI expresó el respaldo al cambio de rumbo en la política económica implementada por el presidente Javier Milei, aunque advirtió que habrá una «estanflación», recesión e inflación, a corto plazo.

Este año, «la inflación se acelerará a corto plazo a medida que se vayan deshaciendo los desajustes de los precios relativos y otros controles de precios, aunque se espera que la desinflación se inicie poco después, sobre la base de la aplicación de políticas restrictivas», destacó el Fondo.

En paralelo, el FMI estimó una inflación promedio del 230% y del 150% a fin de año, y una caída de la economía del 2,8%, en su última revisión de Perspectivas Económicas Mundiales, conocida a comienzos de mes.

El Fondo señaló los desafíos que deberá afrontar la economía argentina en el transcurso de los próximos meses.

«A corto plazo, se prevé que la economía entre en un periodo de estanflación, a medida que se corrijan los precios relativos y se reduzcan drásticamente los desequilibrios fiscales y de flujos externos. Se prevé que la inflación disminuya gradualmente tras un estallido inicial», sostuvo el FMI en su staff report sobre la Argentina.

Además, el FMI abogó por reforzar apoyos a los más vulnerables, «dada la delicadísima situación social, con tasas de pobreza ya elevadas, y el hecho de que la estabilización estará asociada a (más) costos económicos a corto plazo”.

Por todo eso, “la asistencia social a través de los programas de subsidios familiares y de cupones para alimentos debería reforzarse según sea necesario», subrayó. (Fuente: Télam)