La Federación Cordobesa del Transporte Automotor de Cargas (Fecotac) apuesta a desarmar todos los focos que quedan activos de la protesta que llevan a cabo camioneros autoconvocados.

El propio presidente de la entidad, Pablo Trapani, aseguró que la idea es recorrer todos los puntos entre esta noche y mañana viernes, con la idea de liberar las rutas para el fin de semana próximo.

El plan es recorrer los puntos que hasta hoy quedaban activos en Montecristo, Sinsacate, Jesús María y Monte Maíz, entre otros.

El dirigente camionero ofrecerá abrir un compás de espera hasta el próximo 4 de febrero, cuando se realizará una nueva reunión entre las entidades transportistas y la Secretaría de Transporte de la Nación para definir el próximo ajuste de tarifas.

Paralelamente, la Fecotac puso en ruta 40 camiones de sus asociados en grupos de a ocho unidades, con la idea de sortear la presión de los grupos autoconvocados.

La protesta comenzó el sábado pasado, de manos de transportistas de granos que en general no están agremiados a las entidades representativas del traslado de cargas. Algunos de los cuales se identificaban con una entidad denominada Transportistas Unidos de Argentina (Tuda), que no tiene reconocimiento oficial.

Los camioneros realizaron retenes en diferentes puntos de Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos, impidiendo la circulación de camiones que trasladaban carga para industrias y otro tipo de empresas. Pero hasta el miércoles, la mayoría de los puntos en las provincias vecinas habían quedado desactivados.

Los camioneros autoconvocados reclaman un aumento en la tarifa de transporte de granos o un subsdio, ya que los principales dadores de carga no estarían respetando los precios fijados. (Fuente: La Voz)