El BCIE busca hacer del país el eje de integración entre el bloque y Centroamérica y apoyar proyectos estratégicos en Ciencia, Transformación Digital de Pymes, Educación, Salud y Género, entre otros.

El Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) abrirá en 2021 sus oficinas en la Argentina, como parte de la idea de ampliar el financiamiento de proyectos que actualmente tiene vigente por US$ 229 millones y para hacer del país un eje de integración entre el Mercosur y Centroamérica.

El presidente ejecutivo del BCIE, Dante Mossi, y su director por Argentina, Maximiliano Alonso, destacaron la importancia de construir un vínculo entre el organismo y el país, e incrementar el financiamiento de proyectos estratégicos en Ciencia, Transformación Digital de Pymes, Educación, Salud y Género, entre otros.

«Desde el año 90 que el BCIE decidió abrir las puertas a países extrarregionales, tanto para atraer mayor financiamiento como para aprender de ellos. Pero fue con el actual Gobierno de la Argentina que el país pasó de ser un socio capitalista para, además, trabajar en múltiples proyectos juntos», explicó Mossi.

Actualmente, la Argentina es socia del BCIE y posee el 3,8% de acciones del banco -lo que representa unos US$ 340 millones- aunque el objetivo del Gobierno es capitalizar e incrementar ese porcentaje para llevarlo al 5% próximamente.

  • LA DECISIÓN

La decisión de afianzar el vínculo con el BICE surge de una apuesta tanto del Gobierno argentino como del Banco en profundizar lazos hacia adentro de América Latina y de generar un mayor proceso de integración en la región.

«Nuestro objetivo más grande es convertir a la Argentina en el punto focal del Mercosur hacia la región centroamericana y, así, integrar al bloque con Centroamérica», aseguró Mossi.

«Hemos visto a un Gobierno dispuesto a estrechar lazos. Hablé con (el secretario de Asuntos Estratégicos) Gustavo Beliz y nos compartió una visión de desarrollo de la Argentina mucho más amplia, que nos encantó. No vamos a salir del subdesarrollo si seguimos haciendo lo mismo y, por eso, tenemos que aprender los unos de los otros», agregó.

  • EL PERFIL DEL BCIE

Históricamente especializado en inversiones de infraestructura, el Banco comenzó a innovar en los últimos años en líneas de crédito destinadas a potenciar áreas que sus socios consideren estratégicas tales como la ciencia y la tecnología o la lucha contra la violencia de género.

En esa línea, la Argentina hoy está apuntando a tomar múltiples préstamos de volumen medio destinados a apoyar proyectos en las provincias más que a nivel federal.

  • LOS PROYECTOS EN EL PAÍS

El Banco está prestando financiamiento a cinco proyectos en el país por US$ 229 millones, destinados a las áreas de Ciencia y Tecnología, Salud, Educación y a la construcción de depósitos provinciales de vacunas en distintas provincias.

Además, están en proceso de evaluación otros tres proyectos para las áreas de Género, Transformación Digital de Pymes, y el desarrollo de áreas rurales por US$ 130 millones adicionales.

«Son proyectos que fueron gestionados en el último año de gestión y en medio de una pandemia. Los gobiernos anteriores tenían otra mirada hacia la región. La nuestra es más intrarregional y mirar para adentro de América Latina también», aseguró Alonso.

En ese sentido, dijo que se está trabajando «para apalancar proyectos que son importantes para la Argentina» de modo de virar a «políticas de desarrollo que ya no pasan sólo por la infraestructura».

  • LA NUEVA OFICINA

«La apertura de la sede del Banco en la Argentina servirá para un proyecto de integración mucho más potente que el que ha venido sucediendo. El banco es el mayor ente de desarrollo de la región centroamericana y un socio estratégico para la Argentina en este momento», afirmó el director del BCIE para el país.

Terminado el papeleo institucional y de no mediar inconvenientes por una nueva ola de contagios de Covid-19, la idea del BCIE es abrir su sede en Buenos Aires durante el segundo semestre de 2021, ya sea en oficinas propias o compartida con otra organización.

«Las oficinas van a estar abiertas para relacionarse con el sector privado para que se vincule también con Centroamérica. Esto es parte de un proceso en el que estamos tomando contactos con todos los sectores productivos y que tienen que ver con lo que el banco pueda hacer, para potenciar esta relación», sostuvo Alonso.

Por último, el titular del BCIE aseguró: «Hay mucho para aprender de cada uno y la presencia física será esa tarjeta de presentación para mostrar con hechos que estamos con un pie en la Argentina para hacer negocios con el país».

El BCIE es una institución financiera multilateral de desarrollo, con carácter internacional, con un capital total de US$ 7.000 millones, de los cuales más del 60% corresponde a los países de Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, República Dominicana y Belice, aunque también tiene como socios extrarregionales a Taiwán, Corea, México, España, Argentina, Colombia y Cuba. (Fuente: Télam)