Las exportaciones de cebada argentina a China llegarían a un récord de cerca de 1 millón de toneladas en el 2021, según fuentes del sector y datos comerciales, en momentos en que Beijing busca alternativas a su tradicional proveedor del grano, Australia, con el que mantiene un conflicto diplomático.

El salto sería desde las 300.000 toneladas de cebada forrajera argentina exportada a China el año pasado y demuestra cómo Argentina busca cubrir espacios antes ocupados por el grano australiano, luego de que China aplicara en el 2020 una tasa del 80,5% a las compras de cebada del país oceánico.

Compañías agroexportadoras ya han presentado declaraciones juradas al Gobierno argentino por ventas por 1,1 millones de toneladas de cebada forrajera de la campaña 2020/21, cuya recolección finalizó hace unas semanas. Operadores dijeron que la mayoría de esos embarques van a ir a China.

Muchos de los embarques argentinos que comenzarán a ir a China antes tenían como destino a Arabia Saudita, que hasta el año pasado era el principal comprador del cereal del país latinoamericano y que ha comenzado a proveerse de cebada australiana.

En Argentina, la siembra de la cebada comienza en junio y su cosecha finaliza en enero.

Por su parte, China está importando grandes volúmenes de granos para usar como forraje para reconstruir sus diezmadas piaras como consecuencia de un brote de Fiebre Africana Porcina, en momentos en que sus reservas de maíz son bajas. Otros países beneficiados por la necesidad china de cebada son Francia, Canadá y Ucrania. (Fuente: Campo en Acción)