El dato surge de un informe del Departamento de Agricultura de Estados Unidos. Las causas principales de esta caída son cuestiones climáticas, como el frío y la sequía.

De acuerdo a un informe del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) y difundido por la Asociación Citrícola del Noroeste Argentino, la campaña comercial de limón 2020/21 alcanzaría este ciclo a las 1,03 millones de toneladas producidas, lo que representa un 30% menos que la campaña anterior.

El trabajo destacó que la sequía, que se suma a un daño por frío previo, está limitando la producción de todos los cítricos en Argentina al reducir el tamaño de la fruta. Bajo este escenario se estima que las exportaciones de limón disminuirán a 190.000 toneladas.

El reporte, que se confecciona con información entregada por Argentina, indicó, por su parte, que para los cítricos dulces frescos, se estima una producción de 700.000 toneladas en naranjas y de 360.000 toneladas en mandarinas.

En estos casos, las cifras serían un aumento del 7,5% y 16%, respectivamente, en relación a la campaña comercial 2019/20. Así, las exportaciones de naranja aumentarían levemente a 80.000 toneladas y las mandarinas se mantendrán estables en 35.000 toneladas.

Como conclusión general del informe, se sostiene que las exportaciones de limón argentino ya vienen ajustándose por la disminución en la producción, en conjunto con un mayor suministro de fruta proveniente del Hemisferio Norte, una fuerte competencia de Sudáfrica y cierta incertidumbre sobre las medidas de la Unión Europea, con respecto a las restricciones de la mancha negra de los cítricos (CBS). (Fuente: Infocampo)