Entre Ríos es la segunda provincia productora de miel de la Argentina, detrás de Buenos Aires, y la que mayor densidad de apiarios tiene desplegados en el territorio.

Al sector lo impulsan 2696 apicultores registrados que, en 750.000 colmenas, producen alrededor de 15.000 toneladas anuales de materias primas.

El tamaño promedio de los productores entrerrianos fluctúa entre pequeños y medianos y en campos de los departamentos de Federación y Concordia se concentra la mayor actividad; en esa zona trabajan un tercio de los apicultores y generan la mitad de la cosecha. Las ventas internacionales llegan a unas 15.000 toneladas anuales.

El sector es uno de los beneficiados de manera directa por la eliminación de los aranceles a las exportaciones de productos regionales. En ese contexto, el ministro de Producción, Juan José Bahillo, confió que “la relación del Estado con los protagonistas de la cadena de valor apícola se coronó con una ventaja comercial muy importante que se verá en los resultados de las exportaciones. El sector no pagará aranceles y el beneficio llegará directamente al productor”.

El jefe de la cartera productiva afirmó también que “son miles los apicultores entrerrianos que generan materias primas de alta calidad y sanidad para responder a las exigencias de los mercados, de manera que estamos en posición de obtener una mejora directa en la rentabilidad del sector”.

Bahillo destacó el rol del Estado en el fortalecimiento de la cadena de valor: “Con gestión vamos ampliando el horizonte y generamos mayor interés por nuestros productos en el mundo; y la concreción de negocios impacta de lleno en la creación de empleo genuino en la provincia”.

En ese escenario, Jorge Pitter, de Cooperativa Apícola del Paraná, definió la medida como positiva y avisó que esperan mejorar la rentabilidad de las operaciones. Por ejemplo, dijo que la entidad ya concretó una venta a Canadá con cero aranceles, lo que implica un mejor margen de ingresos en dólares para la cooperativa. “Ahora exportamos con un costo menos, antes era del 5 por ciento, lo que genera entusiasmo por avanzar”, sostuvo. El ingreso esperado por el beneficio nacional es de unos 150 millones de pesos.

Por su parte, el coordinador de Apicultura de Entre Ríos, Facundo Rey, indicó que el precio de la miel a granel oscila entre los 235 y los 250 pesos por kilo. Hace un año el valor era de 100 pesos al productor y se exportaba a 2,20 dólares y hoy en día la marca supera los 3 dólares.

 

En tanto, Gustavo López, presidente de Federación de Cooperativas Apícolas de Entre Ríos ponderó que las ventas internacionales sin aranceles “beneficia al productor en especial y a la cadena de valor en general”. Además, contó que “justamente en esta época siempre comienzan a firmarse los nuevos contratos para la nueva cosecha. Personalmente creo que vamos a estar bien, va a ser un año bastante bueno para el productor apícola”.

En cuanto a la performance de la campaña actual, el dirigente determinó que “la producción viene un poquito despareja en la provincia dado que hay zonas donde ha llovido bien, más que nada en el norte; pero en el sur impacta la sequía”.

En lo que respecta a rondas de negocios, ámbito natural de los apicultores para concretar operaciones comerciales, especificó que la pandemia limitó el encuentro entre productores y compradores pero que aspiran a una reactivación a partir de la negociación de la cosecha. “En marzo arrancaremos con las rondas, aunque todavía no tenemos fecha definida. A su vez, cada cooperativa que exporta comercializa con sus clientes fijos y eso mantiene activo el mercado”, destacó por último el dirigente cooperativo. (Fuente: Prensa Ministerio de Producción)