La secretaria del Tesoro dijo que apoya los préstamos para financiar el paquete de ayuda de 1,9 billones de dólares porque es un gasto temporal en respuesta a una crisis, pero advirtió que “a largo plazo, hay que recaudar ingresos para respaldar el gasto permanente”.

Janet Yellen se pronunció a favor de sancionar más impuestos para poder financiar los gastos derivados del paquete de estímulo, por el cual millones de estadounidenses podrán acceder a ayudas extras.

Yellen cree que el Gobierno de Estados Unidos tiene más espacio para pedir prestado, pero dijo que probablemente se requerirían impuestos más altos a largo plazo para financiar futuros aumentos del gasto.

La funcionaria compareció ante el Comité Bancario del Senado junto con el presidente de la Reserva Federal. Jerome Pöwell, para dar cuenta de los detalles por los que la administración de Joe Biden consideró hasta $ 3 billones en gastos adicionales en infraestructura, energía verde y educación.

Ese plan de “Reconstruir mejor” seguiría al paquete de ayuda económica de 1,9 billones de dólares aprobado a principios de este mes, según consigna la agencia Bloomberg.

La funcionaria dijo que sus puntos de vista sobre los préstamos han cambiado desde 2017, cuando expresó su preocupación por una deuda federal que equivalía a aproximadamente el 75% de la producción de la economía estadounidense en ese momento. Desde entonces, esa proporción ha aumentado ligeramente por encima del 100%.

Respondiendo a una pregunta de un senador por Alabama, Yellen dijo que “la persistencia de las bajas tasas de interés ha cambiado su opinión sobre la deuda federal”.

“Las tasas más bajas han facilitado” que el gobierno federal cubra los costos de intereses de la deuda, dijo. De hecho, “los pagos de intereses del gobierno como una proporción de la economía no han cambiado desde 2007, cuando la deuda equivalía a sólo el 35% de la producción”, dijo Yellen.

Yellen dijo que apoya los préstamos para financiar el paquete de ayuda de 1,9 billones de dólares porque es un gasto temporal en respuesta a una crisis, pero advirtió que “a largo plazo, hay que recaudar ingresos para respaldar el gasto permanente”.

La administración Biden está considerando un aumento en la tasa del impuesto corporativo al 28%, frente al 21% actual, después de que la administración Trump lo redujo del 35%.

También se están considerando aumentos de impuestos para los estadounidenses de mayores ingresos.

Yellen y el presidente de la Reserva Federal testificaron por segundo día ante un panel del Congreso el miércoles, como parte de la supervisión del Congreso del paquete de ayuda de emergencia de 2 billones de dólares del año pasado.

Powell reiteró que el reciente salto en el rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años, que se disparó de menos del 1% a principios de año al 1,6% el miércoles, fue principalmente una señal de confianza entre los inversores de que la economía está mejorando. (Fuente: Télam)