La petrolera modificó plazos e intereses y sumó cupones para hacer más atractiva su propuesta inicial. Continúa la negociación con los acreedores.

En medio de un cambio de autoridades,  el directorio de la petrolera aprobó ciertas modificaciones para hacer más atractiva la propuesta. 

La oferta llega luego de una serie de “Asambleas Generales Extraordinarias de Tenedores de Obligaciones Negociables” que se realizaron hoy. “Debido a la falta de quorum necesario para sesionar, no fue posible abrir el acto en primera convocatoria y celebrar la misma”, se destacó para todos los casos en un comunicado a la Bolsa local. Fuentes de la petrolera aclararon que no hubo quorum porque los acreedores ya sabían, como parte de la negociación, de la nueva oferta que preparaba la empresa.

“Las modificaciones principalmente buscan fortalecer la estructura de garantías del bono respaldado con flujo de exportaciones con vencimiento en 2026 y atender la preocupación de los inversores sobre la inexistencia de flujos durante los próximos dos años”, aseguraron fuentes de la negociación.

· Detalles

– Se extiende el vencimiento final de la oferta al 5 de febrero, siendo válidas estas nuevas condiciones para aquellos inversores que ya han ingresado sus bonos al canje como para todos aquellos que deseen hacerlo hasta la fecha de vencimiento final.

– Se refuerza la estructura de garantías del bono 2026 por medio del ofrecimiento de una prenda en primer grado sobre acciones de su subsidiaria YPF Luz. Es el famoso “endulzante” del que se venía hablando en las últimas horas. Esa prende es sobre “una de las mayores desarrolladoras y operadoras de plantas de generación de energía eléctrica renovable y térmica del país”, destacaron allegados.

– Se incorpora el pago de cupones en los tres nuevos bonos a tasas del 4% para el 2026, 2,5% para el 2029 y 1,5% para el 2033.

– Se incrementó la tasa de interés de los nuevos bonos 2026 y 2029 del 8,5% al 9%, aplicables desde enero de 2023. Por otro lado, también modificó las estructuras de amortización de los nuevos bonos 2026 y 2029 para acortar la vida promedio, entre otras.

Hace dos semanas YPF lanzó su programa de renegociación de más de USD 6.200 millones de su deuda. El anuncio se dio en el contexto de las medidas del Banco Central tendientes a postergar pagos de deuda en moneda extranjera para reducir la salida de dólares por ese concepto.

Esa negociación se encaminó días después y luego de que se formara un comité de acreedores en EEUU cuando la empresa modificó el pliego inicial del canje y habilitó el llamado “voto negativo”: en ese momento se decidió que, para hacer cambios en las condiciones de los actuales bonos, habrá que contar con la aprobación del 50% de los acreedores de capital de cada serie. Los bonistas que no presenten sus Obligaciones Negociables al canje serían considerados como votos negativos a la oferta que realiza la compañía.

“YPF reafirmó su compromiso con sus inversores indicando que las modificaciones a los términos y condiciones de sus obligaciones negociables únicamente serán efectivas respecto de cada serie si son aprobadas por tenedores representativos de más del 50% del capital de dicha serie. Es decir, todo tenedor que no presente sus obligaciones negociables al canje será considerado como voto negativo para la solicitud de consentimiento”, detallaron desde la compañía.

Sergio Affronti, CEO de YPFSergio Affronti, CEO de YPF

Además, indicaron que se “ratifica el respeto a sus inversores y el carácter voluntario de la oferta de canje realizada. YPF rechaza las imputaciones en el sentido que la aplicación de los términos y condiciones de sus ONs, que incorporan la mecánica de la ley de sociedades, haya sido caracterizada como una maniobra malintencionada de YPF que buscaba avasallar los derechos de sus inversores”.

La compañía busca aplazar pagos de deuda en el corto y mediano plazo, de modo tal de usar su caja con destino a inversión. Una norma del BCRA emitida en septiembre pasado fuerza a la compañía a refinanciar un bono que vence en marzo. Pero dada esa necesidad, la petrolera que conduce Sergio Affronti quiere aprovechar la oportunidad para postergar vencimientos. De otra manera, debería utilizar todo su cash sólo para cancelar deuda.

Los títulos existentes elegibles para entrar al canje son el remanente de los títulos con vencimiento en 2021 (USD 413 millones), los 2024 (USD 1.522 millones), 2025 marzo (USD 543 millones), 2025 julio (USD 1.500 millones), 2027 (USD 1.000 millones), 2029 (USD 500 millones) y 2047 (USD 750 millones).

El primer bono, el de USD 413 millones –que ya fue refinanció a mediados de 2020 con una adhesión de casi 60 por ciento– tiene un vencimiento cerca, en marzo próximo. (Fuente: Infobae)