“Fue el primer paso en un escenario de diálogo permanente con la cadena alimenticia completa. Todos pudieron exponer la problemática que ven, y la idea es seguir dialogando sin perder de vista que tenemos las herramientas para que el precio de los alimentos esté más accesible”, señaló El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, luego de reunirse con representantes de la cadena alimenticia.

En el encuentro de este jueves con empresarios y sindicalistas, el Gobierno nacional consensuó cinco ejes de trabajo para “evitar aumentos injustificados”, y coordinar una evolución de precios que no superen la pauta inflacionaria del 29% que se busca alcanzar para este año.

La amplia convocatoria reunió a los representantes de cámaras y empresas de toda la cadena de valor alimenticia, de supermercados, representantes de la mesa del trigo, del maíz y de la carne y a los sindicatos que nuclean a los trabajadores del sector.

En cuanto al esquema de precios máximos, el ministro Kulfas admitió que en su momento, a raíz de la inflación 2019 y la aparición de la pandemia, se hizo “muy necesario establecer un tope a los precios” pero recordó que, “con el correr de los meses” fueron excluyendo del listado de productos alcanzados a aquellos que “no resultaban esenciales para la canasta alimenticia”.

“No queremos avanzar sobre nadie, queremos que la mesa de los argentinos esté abastecida”, explicó el ministro, que además reiteró que la política del “Estado para este año es reducir la inflación, que en febrero fue más baja que en enero, en virtud de las estimaciones previas”. (Fuente: Télam)