La Comisión de Seguimiento en la Legislatura se reunió con el ministro de Gobierno, Roberto Sukerman, y le pidió la participación estatal en una figura jurídica que permita evitar la quiebra de la agroexportadora

Los legisladores santafesinos que integran la Comisión de Seguimiento del caso Vicentin se reunieron ayer con el ministro de Gobierno provincial, Roberto Sukerman, a quien le solicitaron que la provincia se involucre en un plan que permita evitar la quiebra de la agroexportadora, un reclamo que ya habían formulado la semana pasada al presidente del Banco Nación, Eduardo Hecker, porque consideran que para superar la crisis de la empresa se requiere “una salida política”.

“El ministro nos dijo que la provincia va a reevaluar esa posibilidad”, planteó el legislador integrante de la comisión, Carlos del Frade, aunque también indicó que se fueron “con gusto a poco” del encuentro. De todos modos aseguró que seguirán “insistiendo” en esta idea, razón por la cual esperan una respuesta al pedido de audiencia con el presidente Alberto Fernández que realizaron la semana pasada.

Del encuentro participaron las y los legisladores María Laura Corgniali, Silvana Di Stéfano, Betina Florito, Mario Guione, Ariel Bermúdez, Rubén Giustiniani, Luis Rubeo y del Frade.

También estuvieron presentes el secretario de Justicia de Santa Fe, Gabriel Somaglia y la titular de la Inspección General de Personas Jurídicas de Santa Fe, María Victoria Stratta, además de funcionarios de esa área del norte y sur de la provincia.

  • NUEVO ESCENARIO POLÍTICO

Los integrantes de la comisión sostienen que la evolución de las causas penales que dejaron al descubierto las responsabilidades de la empresa ante presuntos delitos económicos, modificaron el escenario político y social que había sido el sustrato del famoso banderazo de “Todos somos Vicentin”.

Esa situación vuelve a poner en escena la posibilidad de la participación de los Estados nacional y provincial en un proyecto de salvataje, aunque junto a los acreedores comerciales, los bancos públicos que tienen acreencias, las cooperativas y los trabajadores.

Esa posibilidad, que en algún momento se consideró podría tomar la figura de un fideicomiso, “requiere inevitablemente del interés político de ambos niveles de gobierno”, indicó del Frade, quien también a título personal sostuvo que la administración de Omar Perotti “siempre juega a la segunda pelota, en términos futboleros”, es decir, “hace o deshace si primero toma la iniciativa el gobierno nacional”.

Muchos de los integrantes de la comisión ya manifestaron públicamente su adhesión a la idea de transformar a Vicentin en una empresa de una idea de una empresa pública con participación estatal en función de la deuda que Vicentin tiene con el Banco Nación, pero además con una pata privada compuesta por los acreedores comerciales y financieros.

Ayer los integrantes de la comisión escucharon de boca de Somaglia y Stratta las razones por las cuales el gobierno santafesino se bajó de la idea de sumarse al salvataje de Vicentin el año pasado. “Nos explicaron sobre las idas y vueltas que tuvo el proceso e hicieron mucho hincapié en lo mal que jugó el juez del concurso Fabián Lorenzini, quien terminó diciendo que invitaba a la provincia a hacer una especie de co-administración, aunque sin poder de decisión, subordinada al directorio de la empresa, razón por la cual fracasó la idea el fideicomiso”, relataron los legisladores y además porque los socios de la empresa se negaron a cederle acciones a Santa Fe, algo que había explicado el gobierno en esa oportunidad.

“Estamos muy preocupados y pedimos que la provincia se involucre de manera activa en el tema Vicentin porque vemos en horizonte la quiebra”, agregó del Frade y explicó que además “se sigue mintiendo cuando se dice que es una empresa cuando en realidad es un grupo empresario” el que debe hacerse cargo de la situación.

“Nos recibieron con buenas intenciones, nos dieron explicaciones, pero necesitamos que el gobierno se involucre”, reiteró el legislador habida cuenta que el concurso preventivo termina en septiembre y no hay ninguna propuesta en el horizonte. (Fuente: La Capital)