El presidente de la Cámara de Expendedores de Combustibles de Jujuy Alfredo González, advirtió que mientras afrontan los cupos y las restricciones a las ventas, deben sostener el pago de ingresos brutos.

Hoy en día estamos teniendo que contratar de manera permanente entre uno y dos contadores que trabajen de forma exclusiva para nuestros establecimientos, porque la complejidad en materia de impuestos que tenemos sobre nuestras espaldas es cada vez peor”, lamentó.

El dirigente se refirió específicamente al problema de los Ingresos brutos y si bien reconoció que se pudo avanzar en su territorio con la aplicación de dicho impuesto sobre la comisión en lugar de sobre el bruto de las ventas, la porción de renta que se lleva es significativa.

No es lo mismo pagar sobre una comisión de un producto del 40 por ciento como puede ser en otro comercio, que sobre una diferencia de no más del 8 por ciento que tenemos los que vendemos combustibles”, explicó González.

Coincidió con sus colegas de otras provincias sobre la falta de visión que el Estado nacional tiene sobre la real “capacidad contributiva” de los empresarios y llamó a considerar cada sector en particular para optimizar los costos y hacer los impuestos más efectivos.

Crisis de producto y falta de promociones

Por otra parte, mencionó que, de cara a las elecciones de noviembre, las petroleras suspendieron las promociones que le permitían a los estacioneros fidelizar clientes y generar mejores ventas.

“Es lógico pensar tras los comicios, el Gobierno decida finalmente liberar el precio minorista hasta un 10 o 15 por ciento para que las compañías no sigan vendiendo a pérdida”, explicó y agregó que las petroleras no van a querer refinar para vender a precios baratos. “Esto pasa siempre cuando hay congelamiento”, sentenció.

(Fuente: Surtidores)