Después de una serie alcista de seis ruedas consecutivas, el dólar libre experimentó una brusca baja de ocho pesos o 4,9% en el día, para ofrecerse a $154 en las “cuevas” del microcentro, en un movimiento de ajuste relacionado a una mayor necesidad de pesos por el fin de mes, que potenció la oferta en el reducido mercado paralelo.

De todos modos, se evidenció a lo largo de abril una creciente búsqueda de cobertura en divisas. El dólar “blue” conserva una ganancia de 9,2% o 13 pesos en el mes, aunque todavía se ubica por debajo de los valores de cierre del 2020, cuando finalizó diciembre a 166 pesos.

Con un dólar mayorista que subió seis centavos, a $93,50, la brecha cambiaria se ubica en el 64,7 por ciento. El monto operado en el segmento de contado alcanzó los 328,9 millones de dólares.

Este jueves, el dólar “contado con liquidación” se pacta en torno a los $156, mientras que el dólar MEP es operado en los 152 pesos.

En abril, el Banco Central reafirmó su tendencia compradora en el mercado de contado, donde suma cinco meses consecutivos con saldo positivo, dinámica que permitió recuperar el nivel de reservas de los USD 40.000 millones, el más alto en siete meses.

Desde diciembre pasado, la entidad monetaria acumula compras netas por más de USD 4.300 millones. Solo en abril este saldo suma unos 1.470 millones de dólares.

Las reservas internacionales subieron USD 7 millones el miércoles y se ubicaron en los USD 40.339 millones, el monto más grande desde el 23 de octubre del año pasado.

Según el último balance de la entidad, actualizado al 23 de abril, los activos internacionales brutos sumaban USD 40.257 millones. De éstos, USD 20.029 millones correspondían al swap de monedas con el Banco Popular de China (a 6,4903 yuanes por dólar el 23 de abril); otros USD 456,9 millones, a las Asignaciones DEG (Derechos Especiales de Giro del FMI, descontada la Contrapartida de Asignaciones de DEG); USD 3.155,6 millones por el préstamo del BIS (Banco Internacional de Pagos de Basilea, descontada la Contrapartida del Uso del Tramo de Reservas), y son encajes unos USD 10.492 millones (diferencia entre depósitos privados en efectivo en moneda extranjera por USD 15.938 millones y préstamos por USD 5.446 millones).

Así, las reservas netas de la entidad quedaron al cierre de la tercera semana de abril, según el balance consolidado, en unos USD 6.205,5 millones. Si además se le descuenta las tenencias de oro (USD 3.527 millones), los activos utilizables para intervenir en forma inmediata en el mercado -aunque el oro requiere de una simple operación financiera en el exterior para hacerse líquido- sumaron unos 2.678 millones de dólares. (Fuente Infobae)