Por Juan A Bracco – El gobierno provincial trabaja contrarreloj para desactivar una bomba: el próximo 8 de agosto habrá un nuevo vencimiento de la deuda en dólares • En el Ministerio de Economía que conduce Hugo Ballay reconocen la existencia de negociaciones para no tener que desembolsar más de $ 1600 millones • La renegociación de la deuda nacional en pleno tira y afloje con los acreedores externos acentúa el marco de incertidumbre.

En 2017 Entre Ríos, al igual que otras provincias, tomó deuda en dólares para rescatar los títulos en pesos que se habían emitido en años anteriores para financiar el desequilibrio de las cuentas públicas. Fueron u$s 500 millones, por los cuales convalidó una tasa de interés del 8,75% anual, lo que implica un monto anual de u$s 43.750.000 pagadero ende u$s 21.875.000 cada una.

El 10 de febrero de este año, el Gobierno pagó este vencimiento, el sexto desde la emisión de la deuda, utilizando $ 432.400.000 para adquirir u$s 10 millones en el mercado y u$s 11,8 millones de remanente del préstamo que no fue utilizado por los municipios, que también tenían a disposición estos recursos.

Ahora el escenario es diferente.

Si el Gobierno provincial sale al mercado a buscar esos dólares, tendrá que tener primero el visto bueno del presidente Alberto Fernández y de su ministro de Economía, Martín Guzmán ¿La razón? Argentina está en las etapas finales de la renegociación de su deuda externa, que entró en un virtual default en septiembre de 2019 cuando Mauricio Macri dispuso su “reperfilamiento”, eufemismo utilizado para disfrazar la suspensión de pagos.

Guzmán tiene en foco el alto costo del endeudamiento en dólares que convalidó Argentina y sus provincias durante el macrismo. “El Gobierno anterior se endeudó a tasas promedio en dólares del 7% en un mundo donde las tasas eran cercanas a cero”, destacó el titular de Economía de la Nación durante una entrevista realizada en TN hace dos semanas.

Por otro lado está el costo de la divisa norteamericana. Aprovechando el veranito cambiario, el ministro de Economía de Entre Ríos, Hugo Ballay, compró los dólares el 25 de julio de 2019 y pagó $ 43,24 por billete. Si hubiese esperado al vencimiento, habría tenido que pagar unos $ 60. En estos días la cotización oficial está al borde de los $ 76, por lo que atender el séptimo vencimiento de intereses demandaría la friolera de 1.600 millones de pesos.

Para poner esta cifra en contexto, hay que tener en cuenta que los cálculos de impacto de la ley de emergencia económica que aprobó la Legislatura a comienzos de mes estiman que el Estado provincial recaudará $ 2.228 millones, por lo que la atención de los intereses de la deuda pública que vencen en dos semanas obligaría a comprometer el 70% del reciente ajuste sobre las cuentas públicas.

En el Ministerio de Economía provincia son conscientes de la situación y deslizan ante las consultas de si se afrontará el pago o se incumplirá y si habrá o no asistencia de Nación que se están “iniciando renegociaciones”.

Ante este panorama complejo, donde aún no entran a tallar los vencimientos de capital de la deuda (que se inician en 2023 con un primer pago de u$s 166 millones que tendrá pagos iguales en los dos años subsiguientes), el Gobierno elige el hermetismo y la cautela.