31 de Enero (Valor Local) – El Gobierno de Salta llegó a un acuerdo con los bonistas tenedores de deuda en dólares alejándose de las pautas de reestructuración que había fijado el Ministerio de Economía de la Nacion. Hace unas semanas, Córdoba había recorrido el mismo camino. Salta evitó el default pero convalidó tasas de interés de hasta el 8,5%.

Los acreedores de la provincia norteña informaron esta tarde que tras “constructivas discusiones con representantes de Salta”, confirmaran que han llegado “a un acuerdo en los términos de reestructuración de deuda propuestos y tiene la intención de apoyar la solicitud de consentimiento que se espera que la provincia emita a la brevedad para realizar ciertas enmiendas a los bonos 9.125% con vencimiento 2024 en los términos acordados”.

Desde que comenzó el proceso de reestructuración de las deudas provinciales, Salta es la segunda provincia que deja de lado las recomendaciones del Estado nacional y acuerda en soledad con sus bonistas. Antes lo había hecho Córdoba, lo que le valió las críticas del ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán. Para evitar esta dispersión, el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, motorizó un encuentro de ministros a fin de armar un frente único (denominado Grupo Provincias) para refinanciar las deudas en el exterior.

En ese esquema, Buenos Aires y Entre Ríos, ambas en default, tienen por enfrente los panoramas más complejos. El gobierno de Gustavo Bordet enfrenta incluso una demanda en Nueva York por la deuda impaga.

“La provincia de Salta, que tiene un historial sobresaliente en el servicio de deuda, tendrá la posibilidad de re-direccionar flujos de efectivo en el corto plazo hacia importantes prioridades sociales, así como asegurar la continuidad del financiamiento de proyectos de capital significativos”, destacaron los acreedores a través de un comunicado, en el que además indicaron que el grupo de tenedores de bonos ad hoc conformado “aprecia el enfoque responsable con el que la provincia llevó a cabo la negociación, logrando alcanzar el acuerdo antes de que expire el periodo de gracia de los bonos y espera que los mercados de crédito también tomen nota de esto”.

Las negociaciones del grupo ad hoc, que afirmaba poseer el 40% de los bonos, fueron lideradas por VR Advisory Services Ltd.

· El acuerdo

El gobierno de Gustavo Saenz, que llegó a la magistratura provincial en una alianza que lideraba el PRO, llegó a un entendimiento con sus acreedores en los siguientes términos:

• Se emitirán nuevos bonos que reemplazarán a la par a los anteriores.
• Estos títulos vencerán el 1 de Diciembre de 2027
• Amortizarán en 10 cuotas semestrales a partir del 1 de Junio de 2023 de la siguiente manera:
1 de Junio de 2023 5%
1 de Diciembre de 2023 5%
1 de Junio de 2024 7,5%
1 de Diciembre de 2024 7,5%
1 de Junio de 2025 12,5%
1 de Diciembre de 2025 12,5%
1 de Junio de 2026 12,5%
1 de Diciembre de 2026 12,5%
1 de Junio de 2027 12,5%
1 de Diciembre de 2027 12,5%
• Devengarán intereses a una tasa de:
4,00% por año, pagadero en efectivo, desde la fecha de liquidación hasta el 1 de Junio de 2021, con el primer cupón pagadero el 1 de Junio de 2021;
5,00% por año, pagadero en efectivo a semestre vencido, desde el 1 de Junio de 2021 hasta el 1 de Junio de 2022; y
8,5% por año, pagadero en efectivo a semestre.
• El 60% de todos los intereses devengados y no pagados sobre los bonos existentes pendientes a la fecha de liquidación se pagarán en efectivo en la fecha de liquidación y el 40% se capitalizarán a través de la emisión de bonos nuevos.
• La Provincia pagará todos los honorarios y costos razonables de los bonistas en la fecha de liquidación. El pago único a cuenta de dichos costos se realizará en la fecha de liquidación por la suma de USD$250.000. Este monto se deducirá de la porción en efectivo de los intereses devengados a pagar a los bonistas en la fecha de liquidación. (Valor Local)