El Banco Central finalizó su intervención cambiaria de este lunes con compras por 2 millones de dólares. Se trata de un saldo exiguo para un enero con ventas netas por unos USD 130 millones, según estimaciones privadas, en su tercer mes consecutivo con saldo negativo por sus incursiones cambiarias.

“En el mes se registraron pagos previstos de deuda de empresas mientras la importación se mantuvo en los niveles promedios del último semestre, consignaron fuentes oficiales”, indicó Gustavo Quintana, de PR Corredores de Cambio.

Asimismo, la caída de reservas brutas del Banco Central, alcanzaba hasta la semana pasada los USD 1.879 millones en enero. Un fuerte impacto para los activos se produjo el jueves 27 (-355 millones) y el viernes 28 (-USD 896 millones)

El viernes, el Gobierno abonó un vencimiento con el FMI de USD 731 millones. Además del pago al Fondo, también se cancelaron unos USD 90 millones con otros organismos multilaterales.

Así, las reservas finalizaron en USD 37.621 millones, para mostrar el monto bruto más bajo desde diciembre de 2016, cinco años atrás.

La rubrica de un próximo acuerdo entre el Gobierno y el Fondo Monetario Internacional (FMI) podría implicar no solo una flexibilidad para el pago de la deuda contraída con el organismo -sin vencimientos de capital por dos años y medio- sino un importante cambio en las expectativas, que abriría las puertas a una mayor fluidez en la liquidación de exportaciones -despejada la incógnita de una fuerte devaluación- y una moderación de la creciente demanda privada en el mercado cambiario.

(Fuente: Infobae)