La plaza bursátil de Argentina operó con cifras positivas para las acciones este lunes, en el marco de negociaciones selectivas por el cierre de carteras mensuales y la influencia del mercado brasileño tras la victoria de Luiz Inácio Lula da Silva como presidente.

El índice S&P Merval porteño aumentó un 1,4%, a 149.938 puntos al cierre para acumular en octubre una ganancia en torno al 7,8% en pesos, y 8,5% en dólares.

“Hay mucha prudencia local, donde las condiciones están para terminar el mes en alza, pero lo que suceda con la plaza financiera en Brasil tendrá un gran impacto. El escaso margen de victoria de Lula deberá ser asimilado”, sostuvo un agente bursátil de la banca nacional, en diálogo con Reuters.

“Afuera, la fortaleza del dólar, la inflación alta y la tasa creciente lograron esa mezcla explosiva que derrumbó los mercados del mundo, solo que a nosotros aun estando en el subsuelo ya muy poco daño nos pueden hacer, las esquirlas de esa baja nos pasan por arriba, es donde menos daño nos pueden hacer”, acotó Jorge Fedio.

Lula da Silva derrotó por escaso margen al presidente Jair Bolsonaro en la segunda vuelta electoral del domingo en Brasil, pero el líder en funciones todavía no reconocía su derrota el lunes por la mañana, lo que hace temer que pueda impugnar el resultado.

Los bonos en dólares de la Argentina negociaron con una fuerte caída de precios de 2,4% en promedio, según la referencia de los Globales del canje en Wall Street, mientras que el riesgo país de JP Morgan anotaba una suba de 71 puntos básicos para la Argentina, a 2.625 puntos a las 17:30 horas.

El ministro de Economía, Sergio Massa, anunció que cerró un acuerdo con el Club de París para la refinanciación de la deuda que mantiene la Argentina. El capital de la deuda a refinanciar quedó en USD 1.972 millones. No hubo quita de capital, dado que esa posibilidad no está contemplada en los estatutos del Club de Paris, pero sí fueron eliminados “multas y punitorios”.

El plazo de vigencia de la refinanciación se extiende dos años, de 2026 a 2028, y la Argentina negoció una tasa de interés a la baja, ya que en el convenio original era del 9%. Según lo acordado, el interés será de 3,9% en los primeros tres semestres del acuerdo y pasará paulatinamente hasta llegar a 4,5% para el final del convenio.

Los pagos que afrontará la Argentina ante el Club de París entre 2023 y 2028 oscilarán entre USD 240 y 390 millones de dólares por año, incluyendo capital e intereses. Los vencimientos fueron calzados con aquellos momentos en que el calendario de deuda está más aliviado, considerando los compromisos con el FMI y con los títulos en dólares.

Después de la media sanción del proyecto de ley del Presupuesto 2023 obtenida en la Cámara de Diputados la semana pasada, se espera que esta semana sea tratado en el Senado. Recordemos que el proyecto contempla un crecimiento económico del 2% y una pauta inflacionaria del 60% entre los puntos más importantes.

(Fuente: Infobae)