Diputados abrió el debate sobre la situación de los créditos hipotecarios UVA

Autoconvocados de créditos UVA de todo el país cuestionaron este miércoles fuertemente ese instrumento implementado durante el gobierno de Mauricio Macri, en el marco de un plenario de comisiones de la Cámara de Diputados, donde advirtieron sobre la situación crítica que enfrentan quienes apelaron a este tipo de financiamiento por el aumento de la inflación.

La problemática fue debatida en el marco de un plenario de las comisiones de Finanzas y Presupuesto y Hacienda, que conducen los diputados del FdT Alicia Aparicio y Carlos Heller, en el que expusieron especialistas y referentes del sector.

Al iniciar la reunión, Aparicio confirmó que se realizarán dos reuniones informativas y una de debate de los diputados para avanzar en un dictamen.

La primera en exponer fue María Luisa Schwab, integrante de Hipotecados UVA de Tandil, quien sostuvo que «los aumentos desmedidos de las cuotas es dinero que no está en nuestros bolsillos», y consideró que este sistema «sólo está programado para enriquecer a los bancos y empobrecer mes a mes a las familias».

Foto archivo Eliana Obregn

Además, pidió que prime «la sensibilidad y la sensatez”, y afirmó que “están en deuda quienes votaron esta ley».

A su turno, Paola Gutiérrez, integrante de los Autoconvocados UVA, aseguró que «los créditos se tornan impagables porque las cuotas subieron casi 700%”, por lo cual consideró que “no hay salario que alcance esos niveles de actualización».

También cuestionó al gobierno de Macri por impulsar una «una comunicación engañosa» sobre esta «verdadera trampa financiera», y sostuvo que «no es la justicia la que debe resolver el problema sino el Congreso».

Por su parte, Gastón Rinaldoni, de Autoconvocados UVA Mendoza, pidió «renegociar estos contratos», y afirmó que no es posible “mantener el endeudamiento que la familia hipotecada argentina ya tiene».

«Todos los días siento tener un Titanic estacionado arriba» de la vivienda, graficó Rinaldoni, quien pidió «tasa cero y rever tasas preferenciales».

«Todos los días siento tener un Titanic estacionado arriba»Gastón Rinaldoni

En tanto, la investigadora del Conicet Ivana Sokolof cuestionó “las promesas con las que se promocionaron los créditos UVA”, y consideró que «no falló por su mecanismo de indexación, sino por dos falsas premisas desechadas por la evidencia: que el aumento de la oferta de la vivienda va a bajar su precio y que la facilitación del crédito hipotecario aisladamente contribuye a resolver el problema de la vivienda».

Luego fue el turno de Iván Kerr, exsecretario de Vivienda durante el gobierno de Cambiemos, quien defendió este instrumento, y señaló que por estos créditos «120.000 personas pudieron acceder a su vivienda».

Además dijo que “el crédito hipotecario necesita apoyarse sobre una economía estable con capacidad de proyectar en el mediano plazo».

Por su lado, el ex vicepresidente del Banco Central, Lucas Llach, recordó que los créditos UVA son «un nombre que se le dio a algo preexistente en el gobierno de (Eduardo) Duhalde», y dijo que este instrumento «permitió reducir el pago inicial que es constante a largo del tiempo y permitió mayor acceso a la vivienda».

También sostuvo que «es responsabilidad de esta cámara permitir que siga existiendo el crédito hipotecario».

El oficialismo y la oposicion acordaron analizar los proyectos sobre la materia en un plenario de comisiones

En la misma línea, el gerente de Créditos y Alquileres en el Instituto de Vivienda porteño, Federico González Rouco, defendió el sistema de créditos, y destacó que “hoy la mora es del 1,3%”.

Asimismo, señaló que, “si hay un pasivo, es porque hay un activo, y esto también debería ser parte de esta conversación”.

«Si queremos que haya más crédito hipotecario, hay que entender que primero necesitamos demanda y después necesitamos oferta», afirmó Rouco.

Finalmente, y desde el colectivo de créditos hipotecarios UVA, Perla Figueroa, relató visiblemente emocionada su situación personal e invitó a los legisladores a «ubicar a la política en ese lugar de transformación”.

“Ustedes tienen esta oportunidad de transformar nuestras vidas y las de los que podamos tomar los créditos de ahora en más”, remarcó Figueroa.

Los créditos UVA

Los créditos hipotecarios UVA consisten en un préstamo en pesos ajustable por el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER) -que refleja la evolución del índice de precios al consumidor- y que está expresado en Unidades de Valor Adquisitivo (UVA).

Se estima que en la actualidad hay 120.000 familias que tienen estos préstamos expresados en UVA que, cuando se implementaron, tenían una cuota mucho menor a un préstamo tradicional.

Juntos por el Cambio había pedido una sesión especial en los primeros días de mayo para tratar la situación de las familias que tomaron este tipo de crédito.

Luego, acordó con el oficialismo hacer el análisis de los proyectos sobre la materia en un plenario de comisiones, al igual que lo que sucedió con la reforma a la ley de alquileres.

En un acta firmada entre JXC y FDT se acordó que las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Finanzas inicien el tratamiento de los diferentes proyectos existentes sobre el tema, con el fin de «unificar propuestas y contar, en lo posible en un plazo no mayor a 30 días, la posibilidad de ser tratado en el recinto de sesiones».

Este sistema crediticio se creó en el 2016 como un mecanismo de «ahorrar en ladrillos».

En ese momento, la cuota en general no superaba el monto de un alquilar y eso entusiasmó a muchas familias que buscaron acceder a un préstamo en UVA, pero desde el 2018, con el aumento de la inflación, esas cuotas comenzaron a sufrir fuertes incrementos.

(Fuente: Télam)