La Federación de Asociaciones Rurales de Entre Ríos dio a conocer el informe mensual de precios de referencia del ganado vacuno y apuntaron que, tras de un mes y algunos días con exportaciones cerradas o restringidas, “se empieza a notar un comportamiento en los remates ganaderos que indican ya una baja pronunciada de algunas categorías, tendencia que se espera se profundice”.

Tras las restricciones a las exportaciones, dispuestas por el gobierno nacional, desde FARER señalaron algunos efectos negativos de la medida que “se empiezan a sentir y golpean a los productores”. En este sentido, apuntaron:“En el caso de las de conserva, algunos lotes vuelven al campo ante la ausencia de compradores, debido a que la reducción de venta al exterior provoca un efecto similar en la demanda”.

“Puntualmente, las vacas de conserva o manufactura ya comenzaron a declinar claramente su precio”, manifestaron y agregaron: “Los analistas esperan que en pocos días se pague por esas vacas el 50 % que se abonaba hace un par de meses; ello sin contar que en muchos casos las tropas pasan sin compradores para volver al campo”.

Desde FARER también hicieron hincapié en que “Con las exportaciones reducidas, el mercado chino, comprador mayoritario de ese tipo de animales ha comenzado a retraerse”, lo que “provocará un fuerte impacto en el productor ya que necesita una inversión que no se justifica para mejorar esa categoría y donde muchas veces el único camino es dejarlas morir sin comercializarlas ante la ausencia de demanda”.

Por último, recordaron que el mercado interno absorbe menos del 10 % de este tipo de vacas, por lo que “no hay demasiados caminos que no sean el exportador, realidad que se da de bruces con la restricción exportadora de esta categoría dictada por el gobierno, pues no altera en absoluto el precio de la carne en góndolas y carnicerías”, concluyeron. (Fuente: APF)