Los bonos en dólares bajo ley extranjera muestran ganancias de más del 27%

La tendencia está alentada por la actual precandidatura presidencial del ministro de Economía, Sergio Massa, y un clima externo más ameno para los mercados emergentes.

Los bonos en dólares bajo legislación extranjera mostraron ganancias en seis meses de más del 27%, alentados por la actual precandidatura presidencial del ministro de Economía, Sergio Massa, y un clima externo más ameno para los mercados emergentes.

Desde comienzos de este año el bono Global 2029, el de vencimiento más corto, saltó en junio 19% y en lo que va del año subió un 27,07%, mientras que el Global 2030 en el sexto mes del año avanzó más de 27,2% y en el 2023 incrementó su cotización US$ 6,30, con lo que pasó a valer US$ 34,75 (+24%).

Todos los tramos de los títulos en dólares de los Globales -los regidos por los tribunales de Nueva York- mostraron importantes incrementos desde el final del año pasado a este viernes.

En lo que va del 2023 el Global 2035 subió un 18%, el Global 2038 acompañó con un avance de casi 12% mientras que el Global 41 aumentó su valor en los últimos seis meses casi un 16%.

Consultado por el incremento que está mostrando la deuda soberana en moneda dura, Santiago López Alfaro, presidente de Patente Valores, señaló que hay dos razones: «las externas y las internas».

«Los bonos habían sufrido mucho el último año y medio con la suba de la tasa en Estados Unidos y eso parece haber llegado a su fin. Así que tiene un condimento internacional la recuperación de los bonos en general y sobre todo los bonos más riesgosos», explicó López Alfaro.

Para el especialista, también la perspectiva de cambio político hace que muchos fondos de afuera comiencen a comprar nuevamente bonos argentinos.

«La oficialización de la candidatura de Massa hizo que todos los candidatos estén más cerca del mercado, por lo que no estimo reestructuraciones importantes en estos bonos», explicó el presidente de Patente de Valores.

A su turno, Joel Lupieri, analista de mercado de la consultora económica Epyca, explicó que la expectativa de cambio de gobierno está alentando a la compra de bonos.

«Con precios deprimidos, la posibilidad de que haya un cambio de rumbo tanto político como económico parece despertar el apetito inversor. Hasta ahora, los candidatos que se han erigido como potenciales presidentes parecen tener una llegada más amistosa a los mercados en general», detalló.

Por otra parte, Lupieri señaló que la cercanía de un acuerdo con el FMI «no parece ser un driver para los rendimientos actuales», más allá de ser una señal de buena voluntad para con los agentes internacionales.

En la misma línea, Javier Casabal, estratega de renta fija de Adcap Grupo Financiero, indicó que sólo en junio los bonos subieron alrededor de un 25%, con lo que volvieron a los niveles de mayo de 2022, niveles previos a la crisis de la deuda en pesos que terminó con la salida del ministro Martín Guzmán.

«El mercado siempre se adelanta. En los precios de los bonos estaba un cambio de Gobierno en las próximas elecciones, y los precios actuales están mostrando que ciertos riesgos que preocupaban al mercado han quedado atrás y que posiblemente ahora se empiece a mirar un poco más hacia el 2024», señaló.

De acuerdo con Casabal, si bien en términos de reservas la fragilidad «está lejos de resolverse», en los últimos días probablemente los títulos subieron por el impulso de una anticipación del anuncio de Sergio Massa en torno del acuerdo con el FMI.

«Por otro lado, la candidatura de consenso dentro del frente Unión por la Patria de Massa, con el apoyo de (la vicepresidenta) Cristina (Fernández), significa que quedan descartados los escenarios de alto riesgo. Si bien suele repetirse que la Argentina está muy lejos de Venezuela, el «Massa candidato» convierte esa probabilidad en cero», concluyó el estratega de renta fija de Adcap Grupo Financiero.

Por su parte, Mauro Mazza, portfolio manager de Bull Market Brokers, señaló que el tema Massa «influyó por sobre todo».

«Nosotros estuvimos buscando correlaciones y encontramos que el 65% de la suba de los bonos locales puede ser explicada por el boom que tuvimos desde mayo en toda la deuda CCC Global. Hubo algo de factores externos, y el 40% fue principalmente local. Por eso tuvimos una sobrerreacción», explicó el economista.

Para Mazza, se dio la particularidad que cada vez que ocurre un evento importante en la Argentina «estamos alineados con la demanda global de activos de riesgo».

«Si tomas el Emerging Market Bonds (EMB) -que es un fondo que replica el índice de deuda soberana en dólares de los países emergentes-, es una copia del Global 30», precisó el Portfolio Manager de Bull Market Brokers. (Fuente: Télam)