El Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó una asignación general de derechos especiales de giro (DEG) equivalente a USD 650.000 millones. Se efectivizará a partir del 23 de agosto con el objetivo de apuntalar la liquidez mundial afectada por la pandemia.

Los nuevos DEG serán acreditados a los países miembros del FMI en proporción con sus actuales cuotas en la institución.

Argentina posee una cuota del 0,67% de participación en el organismo, por lo que le corresponden aproximadamente USD 4.355 millones. Por otro lado, los DEGs de países que no los utilicen podrán ser redistribuidos entre los países vulnerables y de ingresos medios, a través del Fondo Fiduciario para el Crecimiento y la Lucha contra la Pobreza (FFCLP) del FMI.

(Mecon/ValorLocal)