Las acciones argentinas extendieron la recuperación de precios, que medidos en dólares anotan máximos no vistos desde agosto del año pasado.

El índice S&P Merval de la Bolsa de Buenos Aires ascendió un 2,9%, a 66.190 puntos, que le permitió hilvanar ocho jornadas operativas en alza.

De esta forma, el panel líder volvió a marcar nuevos valores máximos históricos en pesos y eludir lo que los operadores esperaban como una toma de utilidades para acumular un alza del 17,7% desde el 21 de mayo.

Mientras que los principales índices de Wall Street operaron con ganancias en un rango de 0,5% y 1,5%, con los papeles tecnológicos al frente, los ADR y acciones de compañías argentinas que se operan en dólares en Nueva York exhibieron ganancias de hasta 6,9%, con los papeles de Central Puerto y Banco Supervielle, escoltados por Grupo Financiero Galicia, con un 6 por ciento.

El panel Merval medido en dólares anotó su valor más alto desde el 11 de agosto del ao pasado

El mayor proveedor de índices financieros del mundo, MSCI, definirá la semana próxima si el país continúa en su categoría de ‘Mercados Emergentes’, o vuelve a ser de ‘Frontera’, situación que inhabilita a fondos externos a tener papeles argentinos en sus carteras.

En el sólido repunte de los índices de Wall Street incidió que el Departamento de Trabajo de los Estados Unidos informó que se crearon 559 mil puestos de trabajo en mayo y el desempleo cayó al 5,8%, debido a que la campaña de vacunación masiva en el país norteamericano hizo que bajara la tasa al mínimo desde que se inició la pandemia, con aperturas de empresas y nuevas contrataciones.

Los bonos Globales -en dólares con ley extranjera- cedieron un 0,5% en promedio, mientras que el riesgo país de JP Morgan, que mide la brecha de tasas de los bonos del Tesoro de los EEUU con sus pares emergentes, crecía 11 unidades para la Argentina, a 1.510 puntos básicos a las 17 horas, en una rueda en la que los rendimientos de los Treasuries a 10 años retrocedió a 1,56 por ciento.

Argentina ingresó en un período de gracia con el Club de París tras el vencimiento de una deuda por USD 2.400 millones, en momentos en que una fuerte segunda ola de COVID-19 impacta sobre una débil economía y el Gobierno mantiene conversaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para renegociar una deuda de 45.000 millones de dólares.

(Fuente: Infobae)