La Secretaría de Comercio negoció individualmente con las firmas de consumo masivo y durante los últimos días fue avalando incrementos que regirán para el próximo bimestre.

Tras intensas negociaciones con las empresas de consumo masivo luego del desarme del programa Precios Máximos, la Secretaría de Comercio comenzó a autorizar nuevas listas de precios que regirán para los próximos dos meses, por tandas y en base a la discusión individual que tiene con cada una de las compañías. Como hizo con el programa Precios Cuidados o las autorizaciones que ha dado al deslistar categorías del congelamiento, los permisos para subir precios no superan el dígito. Para el bimestre agosto-septiembre, los incrementos avalados oscilan entre el 4% y el 9%, de acuerdo con planillas a las que se accedió y que tienen no sólo las empresas sino también los supermercados.

La secretaria de Comercio Interior, Paula Español, ya les venía advirtiendo a las empresas que si bien Precios Máximos dejaría de existir, no habría libertad para que pudieran aumentar lo que deseen debido al actual contexto de aceleración inflacionaria y la necesidad de que los salarios le puedan ganar este año a los precios. La pauta se les fue de las manos y la cifra anual estará más cerca de 50% que de 30%, lo que llevó también a que las paritarias se revisen al alza y se ubiquen en torno al 45 a 47%. Por ende, también las empresas necesitan ajustar precios para poder hacer frente a estas demandas y otros costos que siguen en alza.

“Acordamos aumentos el viernes pasado, tras una negociación que duró más de un mes. El objetivo del Gobierno es encauzar la discusión para ir liberando un poco la presión”, dijo el directivo de una gran empresa alimenticia, al tiempo que reconoció que le otorgaron un aumento de un dígito cuando los costos en el último trimestre se incrementaron 14 por ciento.

Lo que más aumentará este mes en las góndolas de los supermercados son el papel higiénico, los rollos de cocina, algunos productos de limpieza corporal, productos para bebés, shampoo y acondicionadores, aceites, aderezos, insecticidas y repelente, artículos de limpieza como lustramuebles, quitamanchas y limpiadores y las bebidas como aguas saborizadas, vinos y cervezas, que aumentarán 9 por ciento. (Fuente: Infobae)