La Asociación de Industriales Metalúrgicos de Rosario cerró el año con la presentación de una propuesta para el sector.

Incertidumbre y expectativa se mezclan en el análisis de los industriales rosarinos, de cara a la política económica del nuevo gobierno nacional. Las definiciones preelectorales de Javier Milei respecto de su mirada sobre el sector generan preocupación, aunque también hay fichas puestas a que la definición de sus equipos y su política económica recorra parte de la agenda fabril.

“No sabemos totalmente el programa definitivo del presidente electo pero sabemos que si hay latigazos, aguantaremos, y si viene un buen momento, aprovecharemos para producir y dar trabajo”, dijo el presidente la Asociación de Industriales Metalúrgicos (AIM) en el brindis de fin de año de la entidad.

Cristiá analizó con preocupación las declaraciones de Milei durante la campaña electoral, en las que minimizó el rol del sector fabril en la economía y anticipó una brusca apertura de importaciones. “Si hay una apertura importadora brusca y un aumento de la tasa de interés, la producción y el empleo van a sufrir, porque ese tipo de políticas ya las conocemos”, señaló, aunque se mostró esperanzado de que se logre una estabilización de la economía.

“Hoy las empresas arrastran menos deuda que en los 90, están tecnificadas y saneadas, pero para competir abiertamente con el mundo también tienen que tener las mismas condiciones que tienen los otro países”, señaló.

  • PROPUESTA

Durante el acto se presentó la propuesta integral para el desarrollo de la industria metalúrgica, que elaboraron todas las cámaras integradas en la Asociación de Industriales Metalúrgicos de la Argentina (Adimra). Sergio Vaca, prosecretario de la entidad nacional, explicó los principales puntos del programa que fue entregado en mano al presidente electo.

La iniciativa destaca la importancia del sector, que ocupa a 300 mil personas en forma directa y es el segundo complejo industrial del país, analiza los cambios económicos a nivel global, y propone una serie de puntos para acompañar el desarrollo de la actividad. Incluye una reforma fiscal, el pedido de un tipo de cambio estable y competitivo y un sistema aduanero previsible. La propuesta, que abreva hacia el impulso de una ley de desarrollo de la industria metalúrgica, busca blindar a la actividad de los vaivenes de la macroeconomía.

“Hay una cuota de incertidumbre, pero queremos ser proactivos y por eso presentamos esta propuesta que está viva, ya que está en debate permanente”, señaló Vacca.

Mientras esperan las definiciones del presidente electo tanto en materia de equipos como en el rumbo de la política industrial, los empresarios rosarinos apuestan fuerte al papel que juega la política territorial. El mapa que dejaron las elecciones pone en valor a los legisladores y a los gobernadores. En el caso de Santa Fe, los lazos con el equipo de Maximiliano Pullaro son fluidos, así como lo fueron con su antecesor. Cristiá saludó la elección de Guillermo Beccani como secretario de Industria, y las definiciones del mandatario electo de que “defenderá la producción provincial”.

AIM cumplió 80 años en 2023 y los celebró con una serie de actividades, que incluyen la muestra de la historia del sector en el Museo de la Ciudad. Para este año, uno de los objetivos es crear un club de compra de insumos. (Fuente: La Capital)