La AFIP sumó en el mes pasado $763.858 millones, 72,2% más que un año antes, unos 32 puntos porcentuales más que la suba de los precios. El rol de las retenciones y otros impuestos

La AFIP acumuló siete meses consecutivos con aumento del total de la recaudación por arriba de la tasa de inflación de los 12 meses previos. En marzo, ascendió a $763.858 millones, 72,2% en valores nominales y 22,3% ajustado por inflación (con desfase de un mes, porque gran parte de los tributos la base imponible corresponde al período anterior al del pago).

Fue la variación nominal más alta desde diciembre de 2016, y una de las más significativas en términos reales, a partir de una muy baja base de comparación.

Fue la variación nominal más alta desde diciembre de 2016, y una de las más significativas en términos reales, a partir de una muy baja base de comparación

Fuentes del Ministerio de Economía resaltaron: “Si se compara la dinámica previa a la vigencia del ASPO, tomando la variación interanual correspondiente a los 14 primeros días hábiles de marzo de 2021 vs 2020, la recaudación crecía ligeramente por encima del 45%, exhibiendo también un crecimiento en términos reales”.

Pese al cuadro recesivo que mantuvo la actividad agregada en varios grandes sectores de actividad, en particular los mano de obra intensiva, como los asociados al turismo, esparcimiento de fin de semana, y los que mantienen la condición de “no esenciales” en los decretos que establecieron el ASPO y el Dispo, en previsión del contagio de covid-19, la recaudación tributaria volvió a registrar un notable desempeño vinculado a:

  1. La liquidación estacional de divisas del agro. La Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara) y Centro Exportador de Cereales (CEC) dio cuenta que el sector registró récord absoluto de operaciones en el primer trimestre, y en marzo en particular fenómeno que contribuyó al notable desempeño no sólo del cobro de retenciones sino también de Ganancias e Impuesto al Cheque, así como a la cadena de valor, en particular desde el campo al puerto de embarque. La planilla de recaudación acusó en ese rubro un salto de 145,7% interanual, representó 9,3% del total, casi 3 puntos porcentuales más que un año antes.

Los ingresos por retenciones se elevaron 145,7% y elevaron en un año su participación en el total de 6,5% a 9,3 por ciento

  1. El incremento de los precios de los combustibles. A mediados de marzo el Gobierno nacional dispuso una serie de aumentos planificados para los próximos tres meses, por actualización del componente impositivo, e igualar los precios en todas las provincias; lo percibido por ese concepto se duplicó respecto del año previo;
  2. La estabilidad cambiaria impulsó la venta de automotores, tanto de 0 Km, como de usados. En el primer caso, el fenómeno contribuyó a las subas de lo percibido por IVA, Internos, y Cheque, principalmente.
  3. La reactivación parcial de la economía. Los indicadores de actividad de la industria y la construcción es otro factor que comenzó a gravitar positivamente en lo ingresado por IVA y Ganancias sobre la producción nacional, en particular en comparación con un marzo 2020 que por efecto de la irrupción de covid-19 se paralizó en el último tercio del mes, que llevó en ese momento a la AFIP a postergar los vencimientos de algunos tributos, como al valor agregado. En el primer caso aumentó en términos reales 7,7% y en el segundo 22,5 por ciento.
  4. Blanqueo a la construcción. El 12 de marzo fue promulgado el Régimen de Incentivo a la Construcción Federal Argentina y Acceso a la Vivienda, y rige desde el día siguiente por el término de 120 días, y muchos desarrolladores, como particulares, que tenían planificado obras individuales y en consorcio, comenzaron a hacer uso de esta facilidad de regularización de activos, y contribuyó a apuntalar el buen desempeño de los recursos tributarios, como en los meses previos lo hicieron quienes habían registrado activos fuera del país.
  5. Impuesto a la Riqueza. Si bien la AFIP decidió en la última semana de marzo postergar hasta el 16 de abril el pago del tributo de emergencia a las “grandes fortunas”, no fueron pocos los contribuyentes que decidieron cumplir con la nueva obligación que abarca a quienes registren bienes por un monto fiscal superior a $200 millones, al 18 de diciembre último, la cual se puede honrar con un anticipo de la obligación resultante del 20% y el resto en 5 cuotas iguales, mensuales y consecutivas. En las estimaciones del Gobierno se trata de un monto total a percibir de $300 mil millones. Sin embargo, en la “letra chica” de la planilla de la recaudación elaborada por la Dirección Nacional de Investigaciones y Análisis Fiscal se aclara: “Según informa la AFIP, en el día de la fecha ingresó dentro de recursos no tributarios, en concepto de Aporte Solidario y Extraordinario (Ley 27.605), la suma de $1.103,7 millones, acumulando un total de $6.063,7 millones durante el marzo”. De ahí surge, que no formó parte del total de recursos tributarios informados.
  6. Moratorias y Facilidades de Pagos. La AFIP implementó en los últimos 12 meses diversos programas que están en plena ejecución, los cuales se distribuyen entre los impuestos a regularizar: IVA, Ganancias, Seguridad Social, principalmente.

Por el contrario, la concurrencia de retracción del empleo asalariado registrado, y más de los cuentapropistas, con clara disminución de los ingresos ajustados por inflación, determinaron una modesta suba nominal de los ingresos percibidos por la Anses: 32,2% por aportes personales y 34,4% por contribuciones patronales, entre 8 y 6 puntos porcentuales por debajo de la suba del Índice de Precios al Consumidor del Indec.

Al cabo del primer trimestre, los ingresos tributarios ascendieron a $2,25 billones, 56,2% más que en igual tramo de 2020. En ese período, la tasa de inflación fue del 38,5% y determinó un crecimiento de la recaudación en términos reales cercano a 13 por ciento. (Fuente: Infobae)