El Gobierno formalizó el Nuevo Régimen de Fomento de Inversiones para las Exportaciones, a través del decreto 234/2021 publicado este miércoles en el Boletín Oficial.

El Régimen buscará dar previsibilidad a la inversión extranjera directa o a la nacional financiada con crédito externo, siempre destinadas a incrementar las ventas externas.

Con este Régimen, el Gobierno busca incrementar las exportaciones, crear más empleo, fortalecer la competitividad de diversos sectores económicos y fomentar un crecimiento económico sustentable.

De acuerdo al decreto, el beneficio, que tendrá una duración de 15 años, requiere la presentación de un proyecto de inversión no menor a los US$ 100 millones, y tendrá al Ministerio de Desarrollo Productivo como autoridad de aplicación, por lo que apunta en particular a proyectos de la industrias de los hidrocarburos, automotriz, minera, foresto industrial o agroindustrial, principalmente.

El nuevo esquema prevé que el 20% de las divisas obtenidas en las exportaciones vinculadas a una nueva inversión serán de libre aplicación, y el tope máximo anual es el equivalente al 25% del monto bruto de divisas ingresadas para el proyecto.

El destino de esos fondos podrá ser el pago de capital e intereses de pasivos en el exterior, utilidades y dividendos de balances cerrados y auditados, y repatriación de inversiones directas de no residentes.

Si los cobros de las exportaciones no se aplicaran inmediatamente a los usos previstos, los fondos podrán ser depositados hasta su utilización en cuentas en el exterior de entidades financieras argentinas o en cuentas locales en moneda extranjera en bancos argentinos.

El régimen se aplica a nuevos proyectos o para aquellos ya establecidos pero que busquen ampliar su capacidad productiva a fin de exportar.

El decreto también aclaró que no se consideran como inversiones a las colocaciones financieras o de portafolio; a la fusión o adquisición de empresas; o a la compra de cuotas o acciones o participaciones societarias. (Fuente: Télam)