En el estudio realizado por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), su Indice de Precios en Origen y Destino (IPOD) presentó en mayo una suba intermensual del 0,9%, ya que en abril la diferencia entre los valores en las tranqueras y góndolas era de 4,67 veces, mientras que en marzo anterior fue de 4,29 veces. Así las subas en el comercio minorista y supermercados presenta una aceleración.

La suba en el quinto mes del año, fue impulsada por el alza del 3,6% en los precios abonados al productor y también un incremento del 3,6% en los valores de los hipermercados. En tanto que la inflación registrada en los comercios de cercanía fue solo del 2,8%.

Los datos surgen del IPOD, que elabora el área de Economías Regionales de la entidad, en base a los precios de origen de las principales zonas de producción y a más de 700 precios de cada producto en destino, relevados no sólo en verdulerías y mercados por un equipo de 30 encuestadores, sino también mediante un monitoreo de los precios online de los principales hipermercados del país, durante la segunda quincena del mes.

Al evaluar la tónica general que presentó el relevamiento en el pasado mes, los especialistas de la CAME mencionaron que “las diferencias exhibidas se deben a un conjunto de comportamientos: los especulativos, adoptados por diferentes actores de la cadena de valor que abusan de su posición dominante en el mercado, básicamente, hipermercados, galpones de empaque y cámaras de frío. Y en segundo lugar, factores estacionalidad y climáticos, que afecta a determinados productos en algunas épocas del año”.

Mayores brechas de precios. (CAME)Mayores brechas de precios. (CAME)

Entre los productos que ofrecieron las mayores subas contra abril anterior se anotaron el tomate, con un alza del 42%, la mandarina, con un incremento de casi un 37%, la acelga y la lechuga con incrementos del 28 y 27%, respectivamente. A la hora de compensar valores diferenciales, la cebolla presentó una merma del 14,3% y la zanahoria, una disminución del 13,4%. Además, La participación promedio del productor en el precio final de los 24 productos se mantuvo sin cambios con respecto a abril, en 28,1%.

“La brecha se mantiene así en valores altos: se explica en buena parte por los costos de intermediación de los productos frutihortícolas y en los productos ganaderos la cadena de distribución suele ser algo más corta”, indicó el informe de mayo pasado realizado por el área de Economías Regionales de la CAME, donde se toman los valores de origen de los alimentos y se los compara con más de 700 precios en destino y de manera online, donde participan unos 30 equipos de encuestadores.

Sectores

Por otro lado, el relevamiento determinó que las mayores brechas entre precios de origen y destino se dieron en: la zanahoria, con una diferencia de 12,4 veces; el limón, con 9,6 veces; el zapallito, con 9 veces, y la calabaza, con 8,6 veces. A su vez, las menores brechas se registraron en la frutilla, con una diferencia de 1,7 veces; el pollo, con 2 veces; y los huevos y la acelga, ambos con 2,1 veces.

Menores brechas de precios. (CAME) Menores brechas de precios. (CAME)

En mayo 2021, los precios IPOD en el segmento frutihortícola presentaron un alza del 3%, hecho que llevó a que la brecha entre los valores entre tranquera y las góndolas treparan a 5,11 veces, cifra que resulta ser la mayor desde enero anterior. Dicha suba fue compensada por la baja de un 1,6% que experimentó el IPOD Ganadero, que redujo la diferencia a 3,2 veces. Así la participación del productor en el precio final se mantuvo en el quinto mes del 2021 en los mismos valores de abril, es decir en un 28,1%.

En el panel general del IPOD llamó la atención lo que sucedió con el valor del tomate en mayo pasado: este alimento subió 42,1% en mayo luego de haber bajado 13,4% en abril. El aumento ocurrió por un incremento de 47,2% en los precios de destino y de 3,6% en los de origen, e Interanualmente se observó una caída de 28,7% en el precio de origen.

(Fuente: Infobae)