El Tribunal de Cuentas de la Provincia incorporó nueva tecnología para continuar avanzando en la agenda de mejora y modernización de la gestión, en pos de incrementar la calidad de los servicios que ofrece, con el objetivo de hacer un organismo más moderno y eficiente • Son 70 elementos informáticos que servirán para potenciar el proceso de modernización iniciado en el principal organismo de control provincial.

El equipamiento adquirido, mediante procedimiento de licitación, será utilizado tanto en la sede del Tribunal de Cuentas como en las oficinas de los servicios de auditoría externa que el organismo de control tiene en distintas dependencias provinciales. Son 40 computadoras, 10 monitores, 5 notebooks, 5 impresoras y 10 estabilizadores que servirán para optimizar la labor diaria, agilizando tareas y brindando mayor eficiencia.

“Esta incorporación de nuevos equipos y nueva tecnología, entre otras cosas, nos va a permitir modernizar nuestros procesos; dotaremos a nuestras oficinas con tecnología de última generación, posibilitando así que nuestros auditores puedan trabajar con la tecnología adecuada, con la más alta calidad y brindar así mejores servicios al cuentadante y al ciudadano”, explicó el presidente del Tribunal de Cuentas, Dr. Diego Lucio Nicolás Lara.

Y en este sentido, indicó que: “El desafío es mejorar los procesos, hacerlos más transparentes, más ágiles, que lleguen en tiempo oportuno, y para esto, debemos continuar incorporando tecnología que nos permita simplificar el funcionamiento del organismo. Desburocratizando, despapelizando e incorporando nuevas técnicas de control para facilitar la rendición de cuentas de los cuentadantes”.

Luego, el titular del TCER, aseguró que “el proceso de modernización del Tribunal de Cuentas no se detiene, comenzamos a impulsar acciones en este sentido ni bien iniciado el 2021 y continuaremos haciéndolo para sumarnos a las políticas que desde el Estado entrerriano se vienen implementando hace un tiempo mediante distintos programas; entre los cuales se encuentran el de despapelización, el de gestión documental electrónica y el de digitalización de documentación; con todo lo que significa la recientemente aprobada Ley de Expediente Electrónico”.

Finalmente, Lara, aseguró: “Todos estos programas, tendientes a la adopción de sistemas tecnológicos e informáticos con el fin de mejorar los procedimientos internos del Estado y agilizar los tiempos de las tramitaciones para la ciudadanía, nos permitirán mejorar la prestación de nuestros servicios, y posibilitarán la optimización de los recursos, el resguardo y transparencia de la información, el reacondicionamiento de los archivos digitales existentes y un nuevo diseño para los que en el futuro se generen, entre otros beneficios; lo cual mejorará los procesos y facilitará la tramitación en tiempo útil”.

A modo de ejemplo, puede señalarse que en el caso de la notificación electrónica su uso tiene impacto tanto económico, en la reducción del costo de las notificaciones, y también temporal, en el acortamiento de los tiempos en los procedimientos administrativos y en juicios de cuentas en trámite ante el Tribunal de Cuentas.

  • MEJORAR, AGILIZAR Y MODERNIZAR

Ni bien iniciado 2021, en el principal órgano de control externo de la administración pública entrerriana, se puso en marcha un plan de modernización y digitalización del organismo con el objetivo de brindar mayor celeridad y eficacia a los procedimientos; para poder tener un Tribunal de Cuentas más moderno y eficiente.

En este sentido, se creó una Comisión de Modernización en pos de impulsar un proceso de despapelización y modernización de la gestión mediante la utilización de herramientas digitales y de comunicación electrónica.

Se han llevado adelante reuniones de trabajo, con la Secretaría de Modernización de Entre Ríos y con la Dirección General de Informática de la Provincia, para avanzar en acuerdos que nos potencien y permitan al Tribunal convertirse en un organismo modelo en lo referido a la desburocratización

Se inició el estudio, redacción y sistematización de las normas reglamentarias de la Ley 10.550, para trabajar en una gradual implementación de expedientes electrónicos, documentos electrónicos, firmas electrónicas, firmas digitales, comunicaciones electrónicas y domicilios electrónicos constituidos, en los procesos administrativos que tramiten en el ámbito del organismo.

Además, se generaron vínculos de colaboración con el Tribunal de Cuentas de Mendoza para trabajar en conjunto por un control más moderno y eficiente.

Por otro lado, y debido a la demanda actual de internet en el organismo y previendo la futura, se ha actualizado la infraestructura tecnológica del Tribunal con el fin de mejorar y aumentar la capacidad de conectividad tanto en las estaciones de trabajo como en la red WIFI. (FUetne: APF)