El panel Merval de la Bolsa de Buenos Aires subió 0,3% y los ADR cerraron mixtos. Los bonos Globales de Argentina ganaron un 0,7% en promedio.

El índice S&P Merval de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires subió un 0,3%, a 64.374 puntos, en lo que puede interpretarse como una consolidación luego de la recuperación de 3% en la sesión anterior, mientras el mercado asimiló las nuevas restricciones a la operatoria de dólares a través de la compraventa de activos bursátiles.

Los bonos Globales del canje de deuda de septiembre pasado -en dólares con ley extranjera- avanzaron un 0,7% en promedio, mientras que el riesgo país de JP Morgan cedía 18 unidades para Argentina, a 1.581 puntos básicos a las 17 horas.

Los ADR y acciones de compañías argentinas que son operados en dólares en las bolsas de Nueva York reflejaron al cierre cifras mixtas, tras las amplias ganancias del lunes. Destacaron las ganancias de IRSA Propiedades Comerciales (+4,5%) y de IRSA Inversiones y Representaciones Sociedad Anónima (+4,1%).

Tras los récords del lunes, Wall Street operó con bajas en un rango de 0,3% y 0,4% en sus principales índices, en una sesión marcada por una suba de la inflación mayor de lo previsto en Estados Unidos. El índice de precios de consumo (IPC) en Estados Unidos se situó en el 5,4% en junio en tasa interanual, la mayor desde 2008 y cuatro décimas más que en mayo.

“Hay varias posiciones en la Fed. La posición oficial de la institución expresada por el presidente (Jerome) Powell en sus conferencias de prensa, la inflación es un fenómeno eminentemente transitorio, y por lo tanto van a seguir claramente con esas inyecciones de dinero, por ahora no se va a tocar la tasa de interés. Evidentemente, a medida que pasa el tiempo y que la inflación sigue manteniéndose ahí, cuanto más se mantenga, menos esquema transitorio es”, explicó el economista Luis Palma Cané.

“De momento van a seguir con el esquema porque no están dadas las condiciones de pleno empleo, de 4% o 4,5% –están en el 6,5% aproximadamente–, y por ahora la Fed claramente ha dicho que no va a anunciar un plan gradual de retiro, que va a esperar y que va a ir observando los datos”, agregó Palma Cané.

  • TEMPORADA DE BALANCES

Contrarrestando el temor a las presiones inflacionarias aparecían muy buenos resultados trimestrales presentados por varias empresas como PepsiCo o JPMorgan Chase, el mayor banco del país norteamericano.

La entidad anunció unos beneficios de USD 26.248 millones en el primer semestre, más del triple que un año antes, cuando su negocio, al igual que el resto de la economía, se vio afectado por la irrupción de la pandemia.

El índice de precios al consumidor en los EEUU durante el mes de junio fue de 0,9%, y de 5,4% interanual, mayor de lo que se esperaba

JPMorgan Chase y otros bancos habían destinado entonces grandes cantidades de fondos para hacer frente a posibles problemas, que al no materializarse han ido liberando progresivamente.

También fueron positivas las cuentas de Goldman Sachs, el mayor banco de inversión de Wall Street, que ganó en la primera mitad del año 12.322 millones de dólares (un 677% más en términos interanuales) y superó las expectativas de los analistas gracias a los importantes ingresos de su negocio de inversión.

PepsiCo, por su parte, también ingresó más de lo esperado ayudada por la recuperación de la demanda de sus productos en la hostelería. (Fuente: Infobae)