Las acciones argentinas finalizaron operadas en baja este martes, un día después de una rueda con ímpetu alcista y amplio volumen negociado tras la derrota del Gobierno en las elecciones primarias.

El resultado electoral en favor de la oposición abrió ciertas esperanzas entre los agentes de mercado, que aguardan cambios de política ante la golpeada economía doméstica. pero el apetito inversor se diluyó en pocas horas.

El índice S&P Merval de la Bolsa de Buenos Aires cayó 1,3%, a 78.989 puntos, luego de haber concluido el lunes en 80.065 unidades, un récord nominal de cierre. Hay que recordar que la Bolsa llegó a trepar el lunes hasta un máximo del 10,6% y anotar el nivel récord intradiario en pesos de 83.923 puntos.

Las acciones del sector energético encabezaron las bajas tanto en el mercado doméstico como en Wall Street, donde se registraron amplias pérdidas en dólares con Edenor (-5,6%), Transportadora Gas del Sur (-3,4%) y Pampa Energía. (-2,6%). Banco Francés perdió 4,7 por ciento.

Operadores consultados por Reuters coinciden en que dadas las bruscas mejoras, lo más probable es que a corto plazo aparezcan toma de utilidades para oxigenar los negocios en cuanto a la liquidez en danza.

Previo a la apertura de los negocios, se reportó que la inflación de Estados Unidos durante agosto subió menos de lo previsto, lo que hizo retroceder al dólar en el mundo y ayudaba a las bolsas en general.

Los bonos Globales -en dólares con ley extranjera- cerraron con una fuerte baja promedio de 1,5%, aunque sostienen una ganancia del 5% en el último mes. Este lunes, estos títulos públicos de referencia para la renta fija argentina en el exterior ganaron casi 4% en promedio.

En tanto, el riesgo país de JP Morgan, que mide el diferencial de la tasa de retorno de los bonos del Tesoro de los EEUU con similares emisiones emergentes, subía 13 unidades para la Argentina, a 1.496 puntos básicos a las 17 horas.

(Fuente: Infobae)