Javier Iguacel, ex secretario de Energía de la Nación y actual intendente de Capitán Sarmiento, dialogó en exclusiva con surtidores.com.ar y criticó algunas medidas impulsadas por el gobierno actual respecto al congelamiento de precios de los combustibles y temas energéticos.

“Hubo una acumulación de tensión en cuanto a intereses de todos los actores, debido a que cada vez existe más regulación y decisiones que pasan por diferentes organismos. Y esa tensión es una de las dificultades a la hora de tomar decisiones y que no haya algunos que paguen las fiestas de otros”, apuntó.

Y agregó que si no se da una actualización de los precios, será difícil el panorama, dado que consideró que “es necesario para que posteriormente no exista una explosión de un aumento desmedido”.

¿Qué medida se podría tomar? El ex funcionario señaló que si de él dependiera, eliminaría el impuesto a los combustibles y haría un “sistema muy competitivo” de permitir importar y exportar productos “sin ninguna burocracia” para que tener una “competencia franca” con el mercado internacional, aunque aclaró que sería manteniendo parte de las retenciones móviles.

“Hay que ayudar sin quitar la plata del bolsillo a la gente, y eso se hace en un rubro tan sensible como este, tan necesario para todos. Incluso podría haber una actualización del precio para refinadoras y productores, una mejora en el margen para los estacioneros y con un mini o ningún impacto en el bolsillo de los consumidores“, sostuvo.

Cabe recordar que la última actualización de los valores de los combustibles fue a mediados de mayo, fecha en la que el gobierno llegó a un acuerdo de palabra con las petroleras para frenar los incrementos hasta fin de año, pero eso acarreó otros inconvenientes en el sector, tales como rentabilidad a la baja y cierto desabastecimiento en algunas Estaciones de Servicio.

Movilidad sustentable

Por otra parte, Iguacel precisó que la transición a vehículos híbridos y eléctricos tiene sentido, pero ve difícil que la implementación sea de manera inmediata dadas diversas circunstancias a nivel país.

Y ante ello, planteó que “hubiese sido más inteligente iniciar con un vehículo más barato de producir y comercializar, como las motos, donde se podría haber acelerado el proceso, o de manera gradual con el transporte público de pasajeros”.

“También podría darse un sistema intermedio con lo que ya existe, y con poca inversión de los emprendedores para que sin burocracia, pueda adaptarse. Pongo el ejemplo de GNC, GNL, etanol, o nuevos productos”, subrayó.

“Otro modelo de negocio podría ser aquel donde, sin demasiadas complejidades, se le permita a un operador asociarse con una empresa de transporte público o camiones para que pueda poner una especie de extensión de su Estación de Servicio. Entonces no tiene que habilitar otro sistema y podría funcionar en el país”, concluyó.

(Fuente: Surtidores)