Caputo se reúne con Gita Gopinath para avanzar en las negociaciones

El ministro de Economía, acompañado por el jefe de Gabinete, Nicolás Posse, analizará con la vicedirectora del Fondo una posible hoja de ruta hacia un próximo plan de Argentina con el organismo multilateral de crédito.

Luis Caputo se reunirá este jueves con Gita Gopinath sabiendo que se han cumplido las metas fijadas para este trimestre en el programa de Facilidades Extendidas (EFF) y asumiendo que el Board del Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobará el desembolso de casi mil millones de dólares asignados a la denominada octava revisión.

En este contexto macroeconómico, el titular del Palacio de Hacienda llegará al despacho de la vicedirectora del Fondo para describir las futuras etapas del plan de ajuste y diseñar una hoja de ruta que debería desembocar en un nuevo programa entre la Argentina y el organismo multilateral de crédito.

Junto a Caputo se alinearán Nicolás Posse, jefe de Gabinete, y Pablo Quirno, secretario de Finanzas. Gopinath estará acompañada por Rodrigo Valdés y Luis Cubeddu, director y subdirector del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo. El cónclave será hoy a la mañana y no está previsto que participe Kristalina Georgieva, directora gerente del FMI.

Ante la ausencia de un desembolso extraordinario, Caputo define una estrategia con el FMI que implica un nuevo programa desde 2025. El acuerdo Stand-By cerrado por Mauricio Macri se transformó en un acuerdo de Facilidades Extendidas, que vence el 31 de diciembre de 2024. Un día más tarde, el gobierno de MIlei deberá empezar a pagar los intereses de la deuda heredada de Macri y tendrá desembolsos sistemáticos para cancelar la deuda de capital.

La Casa Rosada pretende, al menos, que el futuro programa establezca que los intereses de 2025 también se puedan netear con nuevos desembolsos del Fondo. El Banco Central todavía tiene escasas reservas, y no hay manera que pueda honrar en 2025 la deuda contraída con los bonistas privados, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Banco Mundial (BM), el swap chino y la CAF, si el Board del FMI no avala un programa que permita respirar al Palacio de Hacienda. (Fuente: Infobae)