El dólar libre cerró ofrecido con baja de dos pesos este jueves, a $206 para la venta en el reducido mercado informal. La brecha cambiaria con el dólar mayorista, que subió 27 centavos a $118,34, alcanza el 74 por ciento.

El dólar libre fue una mala inversión en lo que va de 2022. Frente a una inflación acumulada del 25%, la divisa negociada en el segmento informal se paga ahora dos pesos por debajo del valor que en el cierre del año pasado. En mayo gana un 2,7% y empieza a replicar de cerca el recorrido de la inflación, movimiento que puede interpretarse como una tendencia que va a mantener hasta fin de año.

En lo que va del mes de mayo, el Banco Central acumula compras netas en la plaza interbancaria por más de USD 725 millones, por ahora el mejor mes para estas incursiones desde junio de 2021. Este jueves adquirió USD 60 millones en el mercado de contado (spot).

Las reservas internacionales del BCRA ascendieron el martes unos USD 38 millones, 41.395 millones de dólares.

“La liquidación de la primera semana de mayo había sido excepcionalmente alta, aun tratándose de la entrada de la cosecha gruesa. Por esta razón, esperábamos que la liquidación del agro convergiera a valores más en línea con las expansiones anuales de marzo y abril -18% y 16%”, refirieron desde Portfolio Personal Inversiones.

“Los inversores mantienen las miradas puestas en la primera revisión de las cuentas públicas que realiza el FMI, por el cual el Gobierno se comprometió a incrementar las reservas del BCRA, reducir la inflación, achicar el déficit fiscal, aumentar las tasas de interés y recortar subsidios energéticos”, indicaron los expertos de Research for Traders.

El cumplimiento de dichas metas habilitaría otros USD 4.000 millones de desembolsos del organismo, a través de derechos Especiales de Giro (DEG), solo utilizables para deudas con multilaterales.

“El Gobierno confía en que pasará sin inconvenientes esta revisión, pero para la próxima -en septiembre- se prevé que haya un cambio en las metas, dado que el déficit fiscal no cede, se acelera la emisión monetaria, y la inflación continúa en niveles elevados”, añadieron desde Research for Traders.

El economista y especialista en mercados internacionales, Luis Palma Cané, afirmó que “hay un error básico del diagnóstico que tiene el gobierno de cuáles son las causas de la inflación. El Presidente sigue insistiendo que el origen es multicausal. Siguen negando que la principal causa de la inflación es la emisión monetaria. Como creen que la emisión no genera inflación en ningún momento hablan de reducir el gasto y por lo tanto ese error de diagnóstico va a ser imposible abatir la inflación”.

Por otra parte, ante la posibilidad de que se produzca una hiperinflación, Palme Cané admitió que “la posibilidad está siempre”, pues “para que tengas una hiperinflación tenés una causa original que es el error de creer que la emisión monetaria no genera inflación. Si seguimos emitiendo la inflación se va a ir acelerando. El 100% anualizado en el mundo desarrollado es mucho más que hiperinflación”.

(Fuente: Infobae)