Un muy mal escenario se conjugó este lunes para los activos financieros argentinos, profundizada por una rueda muy negativa para los mercados globales por el desplome de las acciones del gigante inmobiliario chino Evergrande.

El panel S&P Merval de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires retrocedió un contundente 6,2%, a 73.635 puntos, mientras que en el exterior las acciones y ADR argentinos que son negociados en dólares perdieron hasta hasta 13%, con un rojo encabezado por Central Puerto (-13,4%) y por los bancos Macro (-12,1%), Supervielle (-12%), Francés (-12,3%) y Grupo Financiero Galicia (-10,5%).

Hay que recordar que el panel líder de la Bolsa porteña alcanzó su récord nominal intradiario del lunes 13, en 83.923 puntos, pero a partir de entonces empezó a pesar en el ánimo de los operadores la posible radicalización de las políticas regulatorias y de expansión monetaria del Gobierno, lo que llevó a un recorte de ganancias que se estiró a un 12,3% o 10.288 puntos, un impacto comparable al de la degradación del mercado de capitales argentino a “standalone”, a fines de junio pasado.

En lo que va de 2021, el panel líder de la Bolsa aún mantiene una ganancia de 43,7% en pesos y de 11% en dólares.

Wall Street operó este lunes con fuertes pérdidas y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, bajó un 1,8% arrastrado por la aversión al riesgo. El promedio tecnológico Nasdaq resignó un 2,2 por ciento. Y el índice Bovespa de la Bolsa de Valores de San Pablo recortó un 2,4 por ciento.

Para los títulos de deuda pública de Argentina también fue una jornada con gruesos números rojos, con el lastre de la renovada aversión al riesgo en los mercados internacionales, que golpea demás a las cotizaciones de las materias primas (la soja cae 1,6%, el trigo un 1,2%, y el petróleo, un 1,9%) y las criptomonedas (el Bitcoin cae 8%, debajo de USD 44.000).

Los bonos Globales -en dólares con ley extranjera- se hunden un 3%, mientras que el riesgo país de JP Morgan, que mide el diferencial de tasa de los bonos del Tesoro de los EEUU con sus pares emergentes, escala 64 unidades para la Argentina, a 1.576 puntos básicos, un máximo desde el pasado 20 de agosto. Este lunes, la tasa del Treasurie a 10 años cae a 1,31% anual.

El recinto de negocios neoyorquino registró ventas masivas en las operaciones electrónicas previas a la apertura de la sesión, con el Dow Jones que recortó hasta 700 puntos.

Los mercados externos padecieron amplias pérdidas por la crisis del gigante inmobiliario chino Evergrande, que algunos comparan con la caída de Lehman Brothers

Las bolsas globales marcaron su peor jornada desde julio. Wall Street se vio arrastrado por la aversión al riesgo en los mercados internacionales debido a la posible quiebra del gigante inmobiliario chino Evergrande y la proximidad de un nuevo techo de deuda en EEUU.

Asimismo, pesó la incertidumbre de cara a la reunión de política monetaria que celebra a partir del martes la Reserva Federal y en la que se esperan pistas sobre la retirada de estímulos.

No obstante, los expertos también señalaron que en la segunda mitad de septiembre, un mes tradicionalmente flojo en las bolsa neoyorquinas, los inversores aprovechan para recoger beneficios y suele elevarse la volatilidad.

(Fuente: Infobae)