El dólar libre finalizó negociado a $184 para la venta, con baja de un peso. Por la mañana, la divisa “blue” estuvo operada a $185,50, con una incipiente demanda como repercusión de la tensión política desatada en los últimos días por la derrota del oficialismo en las PASO que obligó a un cambio de ministros anunciado a última hora del viernes.

Por lo tanto, puede decirse que imperó cierta calma en el reducido mercado paralelo, que por lo general impulsa los precios con una sobre reacción con la mirada puesta en los acontecimientos políticos.

La brecha cambiaria también se recortó en dos puntos, ahora en 86,9% respecto del dólar en el segmento mayorista.

Allí, el billete ganó diez centavos, a $98,46 en la punta vendedora, en una plaza donde fuentes privadas calcularon en USD 90 millones las ventas oficiales. En 2021, el tipo de cambio oficial avanza un 17%, frente a una inflación acumulada próxima a 35% en el período.

El Banco Central mantiene un saldo negativo por sus intervenciones de septiembre a unos USD 657 millones, que se amplían a USD 1.009 millones desde el 26 de agosto.

De todos modos, en 2021, el Banco Central mantiene un relevante saldo a favor por sus intervenciones por más de USD 6.600 millones, aunque pudo incorporar menos de la mitad de estas divisas -unos USD 2.600 millones-, debido al pago de deuda y otras operaciones.

En ese sentido, las reservas internacionales cayeron el viernes unos USD 191 millones, mientras que a lo largo de la semana perdieron USD 427 millones. De esta forma, las reservas se ubicaron en 45.334 millones de dólares. En el último mes, desde la llegada de los Derechos Especiales de Giro del Fondo Monetario, el 23 de agosto, los activos internacionales cedieron casi 1.000 millones de dólares.

(Fuente: Infobae)