El Gobierno nacional dispuso este jueves un conjunto de medidas económicas para ayudar a familias y a empresas a paliar los efectos producidos por el aislamiento dispuesto a partir del sábado.

El presidente Alberto Fernández anunció medidas adicionales para proteger a las familias y a las empresas, entre las que se encuentran una ampliación del Programa de Recuperación Productiva (Repro II) para atender a los sectores que se verán afectados por las restricciones como el comercio y otros sectores, con una inversión que estará en torno de los $52.000 millones.

Al mismo tiempo, dispuso un incremento del monto del salario complementario para los trabajadores de los sectores críticos y la salud, que pasa de $18.000 a $22.000, con una inversión prevista de $6.000 millones.

Se incorporará al sector gastronómico al Repro y se reducirán las contribuciones patronales en los sectores críticos por $8.500 millones.

El paquete de medidas para morigerar el impacto de la segunda ola de coronavirus supone un gasto, por encima de lo establecido en el Presupuesto 2021, superior a los $480.000 millones (1,3% del PIB).

Este incremento del gasto será financiado a través de los mayores ingresos explicado por el Aporte Extraordinario en las Grandes Fortunas y el aumento de la recaudación.

También se detalló que los 920.000 trabajadores del Programa Potenciar Trabajo cobrarán en mayo $12.204 y hacia fin de año $14.040, lo cual representa una inversión anual estimada para este programa de $167.000 millones.

El Gobierno nacional resolvió aplicar una inversión de $144.000 millones para la atención de la segunda ola del Covid que incluye unos $72.000 millones para la adquisición de vacunas, un bono de $6.500 durante tres meses para 700.000 trabajadores de la salud y una partida de $36.000 millones para compensar la reducción de las contribuciones patronales y del impuesto a los débitos y créditos bancarios para las empresas del sector sanitario.

También se aclaró que la reducción del Impuesto a las Ganancias para los trabajadores del sistema privado registrado, hará que cerca de 1.270.000 de empleados y jubilados dejen de pagar este impuesto con retroactividad a enero.

La devolución de los importes retenidos se hará en 5 cuotas a partir del mes de julio lo cual equivale a un esfuerzo fiscal de más de $40.000 millones.

En relación a los sectores de la cultura y el turismo, se dispuso reforzar las partidas presupuestarias en más de $4.700 millones. (Fuente: Télam)