Rosario: proyecto para la construcción de un nuevo parque industrial

El secretario de Desarrollo Productivo de Rosario confirmó que esa semana ingresará al Concejo la iniciativa para la construcción de una nueva área de radicación fabril, en el límite con Funes.

El secretario de Desarrollo Productivo de Rosario, Leandro Lopergolo, confirmó que esta semana ingresará al Concejo municipal el proyecto para la construcción de un nuevo parque industrial en la ciudad. El nuevo polo tendrá más de cien hectáreas y estará ubicado sobre la autopista Rosario-Córdoba en el límite con la ciudad de Funes.

El proyecto es impulsado por las desarrolladoras Fundar, Rosental Inversiones, Ivanar y Rossetti y estará pegado al parque Ciudad Industria de la vecina localidad de Funes, que llevan adelante los mismos inversionistas.

“Tenemos la ordenanza de suelo productivo desde hace tres años y medio, que fue un éxito rotundo porque se sumaron más de 200.000 metros cuadrados construidos y en construcción de industria en la ciudad, lo cual fue muy positivo”, detalló Lopergolo en declaraciones al programa radial “La banda cambiaria”. Y, en esa línea, agregó que la semana que viene va a ingresar al Concejo un proyecto para avanzar con el parque industrial de más de 100 hectáreas pegado al de Funes. “Muchas industrias y empresas van a sentir que fue escuchado su pedido de poder mudarse a lugares más cómodos”, dijo.

El secretario de Desarrollo Productivo de Rosario anticipó que varias empresas ya solicitaron espacio para poder establecerse en el área, fundamentalmente del rubro alimenticio y metalmecánicas.

Si bien la radicación de parques y áreas industriales de las localidades cercanas o en otros puntos de la provincia es un proceso que se consolida, la importancia de contar con una política local específica para el sector atiende una demanda concreta.

Al calor de la ordenanza 10.139 que creó el nuevo esquema de promoción y redefinición de áreas industriales los galpones comenzaron a densificar diferentes zonas de la ciudad. Por ejemplo, a la vera de la autopista a Córdoba, a la altura de Wilde, donde un grupo de empresas pioneras comenzaron a cambiar el paisaje. Y que se suman a plataformas más consolidadas, como la del polígono Ovidio Lagos, el corredor logístico de la Circunvalación y el territorio industrial que tiene a la avenida Uriburu como eje principal. El denominador común es que están enmarcadas en la ordenanza sancionada por el Concejo municipal, que “reordenó toda la normativa anterior y facilitó ese proceso de inversiones”.

La norma sancionada en diciembre de 2020 redefinió áreas de promoción industrial y logística, y creó zonas de integración productiva en las que convivirán la industria y la producción primaria. También exime de la obligación de donar espacio público en una urbanización o localización productiva y aplica una sobretasa de TGI para baldíos en áreas promovidas. Crea un fondo especial para el desarrollo de infraestructura y otorga una exención del 50% del pago de Drei, por dos años a emprendimientos individuales, y por cinco años para agrupamientos industriales. El régimen se extiende por 10 años, con posibilidad de prórroga.

También ayudó una política económica que volcaba el mercado de consumo y la asistencia financiera pública para la inversión al sector industrial, derivada de un modelo sostenido en ese entonces por el Estado nacional. (Fuente: La Capital)