El proyecto ingresado la semana pasada en la Cámara de Senadores, firmado por el legislador de Juntos por el Cambio, Martin Lousteau, propone la creación de un Fondo Nacional de Cese Laboral. La iniciativa tiene como objetivo “reemplazar paulatinamente todas las indemnizaciones por finalización del contrato de trabajo”.

El Fondo se financiaría con fondos tributados mensualmente por la parte empleadora, por cada trabajador contratado. El aporte se realizaría desde el comienzo del vínculo laboral, y “no podrá exceder del 12% de la remuneración mensual bruta durante el primer año, y del 8% para los subsiguientes”.

El proyecto también contempla la creación de una Libreta Digital de Aportes, la cual deberá registrar “todas las contribuciones patronales y salarios abonados” en el momento de contratación y durante toda la relación laboral.

En caso de despidos, el proyecto obliga a la parte empleadora a “abonar una suma equivalente a un mes de sueldo por cada año de servicio, o fracción mayor de tres meses” desde la contratación. El dinero deberá ser entregado “dentro de los cinco días hábiles”, y “estarán exentos de todo tipo de gravamen o tributo”.

El texto completo del proyecto

(Valor Local)