La secretaria de Comercio Interior, Paula Español, dijo que está “en análisis” la posibilidad de aumentar la alícuota de los derechos de exportación, con el objetivo de desacoplar los precios internacionales de los domésticos.

“La posibilidad de aumentar retenciones forma parte de nuestras herramientas de gestión y está en análisis”, señaló Español.

La funcionaria explicó que “el nivel de incremento de los alimentos en el mundo ha sido muy fuerte, por eso se trabaja en medidas que permitan desacoplar los precios; ahí es donde entran en juego las políticas de administración del comercio”.

Los precios internacionales

El Gobierno pone nuevamente bajo análisis una herramienta de política económica para administrar la incidencia de los precios internacionales.

El precio de la soja encadenó este jueves su octava sesión con cierre positivo en el Mercado de Chicago, lo que le permitió superar los US$ 560 la tonelada, su precio más alto en siete años.

Lo mismo sucedió con el maíz, que con esta nueva suba duplicó su precio respecto del que tenía a la misma fecha del año pasado, y se posicionó por encima de los US$ 256,09 la tonelada.

Si se toman en cuenta las cotizaciones de comienzos de año, se pueden percibir incrementos considerables en los precios, los cuales adquieren mayor magnitud si se los contrapone con los registrados a la misma fecha del año anterior.

Desde que comenzó 2021 la soja avanzó 16,6% (US$ 80,11) al pasar de US$ 483,26 a US$ 563,37 la tonelada, mientras que en la comparación interanual el salto es del 83,7% (US$ 256,65) de US$ 306,72 al precio actual.

En el caso del grano amarillo, que es el commodity que más preocupa al Gobierno por ser primordial para la producción de carnes y de leche, en el mercado local no tuvo un aumento tan abrupto como sí lo tuvo en la plaza bursátil estadounidense, pasando de US$ 200 a US$ 218 la tonelada.

Por otro lado, la carne vacuna no tuvo un incremento en los mercados internacionales, pero sí para el consumo interno.

Según las últimas mediciones del Instituto para la Promoción de la Carne Vacuna (Ipcva) en marzo el precio promedio de los cortes escaló 7,1% en marzo respecto a febrero y 75,1% en la comparación interanual.

En este contexto

El Gobierno puso en marcha una serie de acciones que apuntan a contener la suba del precio de los alimentos, particularmente a través de acuerdos con el sector empresario.

“Nos preocupa el dato de que una familia necesite $ 60.784 para no ser pobre. Nos preocupa la inflación. Y las presiones en el precio de los alimentos las tiene todo el mundo. Argentina produce alimentos y los exporta. El problema es desacoplar los precios de exportación del precio interno y para eso hay que tomar medidas como los cupos, las retenciones o las declaraciones juradas”, indicó Español.

La funcionaria explicó que la estrategia para contener los precios “es integral y excede a la Secretaría de Comercio Interior. Que quede claro, nosotros tenemos distintas herramientas para ayudar, porque si no parece que está la idea de que con una lista de productos seleccionados para tener en góndola con precio sugerido vamos a controlar la inflación, o que Precios Cuidados tiene ese objetivo”.

“Estamos llevando adelante una serie de acuerdos que van a permitir desacelerar un poco el nivel inflacionario que se arrastraba del año pasado”, concluyó la secretaria de Comercio Interior, Paula Español. (Fuente: Télam)