El sindicato de Estaciones de Servicio acompañó a la Confederación Argentina de Trabajadores y Empleados de los Hidrocarburos, Energía, Combustibles, Derivados y Afines, Agua, Saneamiento y Medio Ambiente (CATHEDA), que pidió en nombre de las organizaciones sindicales que nuclea, su reclamo de una ley que fije una política de Estado para el desarrollo energético.

En ese contexto, el secretario Gremial de la Federación del Interior de Trabajadores de Estaciones de Servicio Garajes y Afines de la República Argentina (FITESGRA), Juan Miguel García expresó que “dentro de los reclamos queremos que el sector de Estaciones de Servicio sea integrado en todas las discusiones referidas a la energía”.

El dirigente destacó que el rubro de venta minorista de combustibles, representa una gran fuente de puestos de trabajo y sostiene los ingresos de las petroleras como principal actividad comercial.

Adhirió como miembro de la organización gremial al reclamo hecho público recientemente por el titular de CATHEDA, Antonio Cassia, quien además preside la Federación Sindicatos Unidos Petroleros e Hidrocarburíferos (SUPeH), donde se señala que no hay desarrollo sin crecimiento de la producción y no hay producción sin inversión, sin financiamiento y sin energía.

En este contexto, García alentó a proteger a YPF como empresa insignia de bandera nacional, la cual “no es sólo la más importante abastecedora de combustible, sino que, con la diversificación de sus actividades, representa hoy el motor de desarrollo global para el país”.

El sindicalista reafirmó el hecho de que, dentro de cualquier política relacionada con los combustibles, deben ser tenidas en cuenta las bocas de expendio y sus más de 50 mil trabajadores y trabajadoras.

(Fuente: Surtidores)