El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, consideró que la propuesta de obligatoriedad de vacunas para los trabajadores planteada por la Unión Industrial Argentina (UIA) “es una exageración”, al tiempo que negó versiones que aluden a un supuesto “éxodo de empresas”.

La Unión Industrial Argentina (UIA) había planteado que, a partir del avance actual de la vacunación contra el coronavirus, las empresas podían evaluar «cesar la remuneración» para quienes decidan no inocularse.

«Nadie puede obligarlos, pero nadie puede obligar a insertarlos en un medio laboral con riesgo para otros trabajadores y sus familias. En esos casos, debe cesar la dispensa y la remuneración», había afirmado hace dos semanas el presidente de la entidad, Daniel Funes de Rioja.

«Lo que planteó el presidente de la UIA fue un exabrupto, una exageración; pero sí hay que trabajar en la persuasión, en la información para que se vacune toda la gente posible”

MATÍAS KULFAS

Al respecto, Kulfas indicó: “Creemos que por ahí lo que planteó el presidente de la UIA fue un exabrupto, una exageración; pero sí hay que trabajar en la persuasión, en la información para que se vacune toda la gente posible”.

“Nosotros obviamente compartimos la preocupación de lograr la mayor vacunación posible en toda la población”, dijo Kulfas, y señaló que tomó conocimiento de empresarios que “han comentado que había alguna proporción de trabajadores que no se quería vacunar».

Sin embargo, consideró que el problema “se soluciona rápidamente” al trabajar la “cuestión de la falta de información”, y recalcó: “Queremos que se vacunen todos los trabajadores y trabajadoras de todos los sectores productivos”.

(Fuente: Télam)